CORIA

En la era digital en la que vivimos, las redes sociales se han convertido en el principal espacio de interacción del mundo virtual. Debido a esto, no nos debe sorprender ver como las principales redes sociales como Facebook y Twitter cuentan con miles de millones de cuentas interrelacionándose entre sí. Lo que pocos saben, es que muchas de estas cuentas en realidad no las administran seres humanos, sino robots que son capaces de crear contenido y reaccionar ante él.

¿Qué son los bots?

Como su nombre lo indica, las cuentas bots son cuentas programadas que se dedican a subir contenido en las redes sociales, simulando una interacción parecida a la que tendría un ser humano. En otras palabras, el objetivo de estas cuentas es generar contenido automatizado de manera repetitiva.

Dentro de las cuentas bots podemos identificar cinco tipos diferentes: primero tenemos a los testing bots, este tipo de cuentas son creadas por desarrolladores con el fin de probar la interacción en las aplicaciones entre varias cuentas en un entorno controlado. El segundo lugar lo ocupan los following bots, este tipo de cuentas es ofrecido por diversas compañías con el objetivo de inflar la cantidad de usuarios que tiene una persona para aumentar su popularidad. Por otro lado, tenemos a los traffic bots que, como su nombre lo indica, se dedican a aumentar el tráfico en las páginas web y así incrementar las ganancias. En penúltimo lugar observamos a los trending bots, cuyo objetivo es crear tendencias en las redes sociales a través de la generación de hashtags. Por último, nos encontramos con los crisis bots, los cuales están programados para atacar o defender ciertas cuentas o temas en diferentes páginas.

¿Cómo influye su presencia en internet? 

Tras analizar los tipos de bots que nos podemos encontrar en las redes sociales, es fácil darse cuenta que muchas de las cuentas que nos encontramos en internet probablemente sean automatizadas. Así mismo, anteriormente mencionamos que en la actualidad existen empresas que se dedican a vender seguidores a celebridades, políticos y a cualquier persona que quiera un poco de popularidad en las redes sociales.

Una de las empresas más conocidas en el mercado de venta de bots es Devumi, la cual genera millones de dólares al año al ofrecer paquetes de cuentas falsas al mejor postor. Entre los paquetes de Devumi, nos encontramos la posibilidad de aumentar las visualizaciones de los canales de YouTube, incrementar las reproducciones de nuestras canciones en Soundcloud y hasta mejorar la cantidad de seguidores en Linkedin. Es importante mencionar que el precio de estos paquetes varía dependiendo de la cantidad de cuentas falsas que se desea utilizar, las cuales pueden ir desde 500 hasta más de 500 mil.

Lamentablemente, Devumi se ha visto envuelta en una serie de acusaciones, incluyendo una investigación realizada por The New York Times que reveló que la compañía ha participado en actividades de robo de información de sus usuarios para crear cuentas falsas “creíbles”.

89 ¿Qué son las cuentas bots y cómo influyen en la era digital? 02

¿Cómo identificar a las cuentas bots?

A pesar de que estas cuentas son lo suficientemente bien hechas como para hacerse pasar por usuarios, no son perfectas. Uno de los detalles en los que nos podemos fijar a la hora de identificar cuentas bots es en el radio de seguimiento, ya que a diferencia de las cuentas normales, éstas cuentan con más seguidores que personas que siguen. En otro caso, también nos podemos encontrar con cuentas que no siguen a nadie pero publican sin parar.

Por otro lado, otro factor importante que delata a las cuentas bots es la cantidad de publicaciones que realizan al día. Si bien hay personas que pasan mucho tiempo en las redes sociales, es prácticamente imposible que un ser humano pueda publicar todo el tiempo sin descanso y con un ritmo acelerado, algo que sí pueden hacer las cuentas bots.

Por último, es relevante fijarse en pequeños detalles que podrían darnos un indicio de que estamos tratando con una cuenta falsa. Los más comunes son la ausencia de una descripción detallada de la cuenta y la falta de una imagen de perfil o avatar. No obstante, cabe mencionar que, conforme pasan los años, estas cuentas se hacen cada vez más sofisticadas con el objetivo de pasar desapercibidas.

Con información de: Merca2.0

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.