BIALIK

Utilizamos este verbo, fluir, relacionado con los caudales y aguas de los ríos. También con las ideas, que se nos presentan de manera rápida, intempestivamente, casi sin poderlas detener. Lo asociamos con ¨flow¨, término en inglés que significa corriente, flujo, caudal. En otros contextos es sinónimo de ¨ratero¨ porque al crear el Reggaeton, ¨robaron¨ (tomaron) estilos del hip hop y del Reggae; así como para los raperos es sinónimo de la velocidad al rapear. Hace referencia a personas que fluyen con su manera de ser, de caminar, vestir y hablar. Flow, es el grupo creado en 1998 de J-Rock procedente de Saitama, Japón.

Cablevisión lanzó oficialmente su servicio de televisión digital FLOW que permite consumir TV abierta, cerrada y a demanda desde cualquier dispositivo, además de sumar nuevas funciones de consumo de contenidos. Gratuito para los clientes que tengan contratado el servicio HD.

O sea que, flow, se trata de una palabra y un concepto multivariado, que ha sido utilizado en distintas instancias.

Nosotros lo traemos aquí a colación —siguiendo al psicólogo positivista M. Csikszentmihalyi (olvídense los lectores de cómo debe pronunciarse y quédense solamente con lo que él descubrió alrededor de los 70 y sigue aplicándose hasta el momento)— quien analiza cómo el flow es permanecer en un estado mental profundo, en movimiento, viviendo una experiencia autotélica-del griego auto (en sí mismo) y delos (finalidad) y se refiere a estar realizando una acción que se contiene en sí misma y que se efectúa no por esperar necesariamente algún beneficio futuro, sino, simplemente, hacerlo y tener de ello una experiencia de total plenitud, y éxtasis.

Para alcanzar este estado de fluir, debe haber un equilibrio entre el desafío de la tarea y la habilidad de quien la realiza. Si el reto es demasiado fácil, desembocará en el aburrimiento y si es demasiado difícil, tampoco entrará uno en ese flow, y creará sólo ansiedad y frustración.

Requiere de una atención focalizada, mucha práctica, constancia, dedicación y esfuerzo que da como resultado una armonía productiva. Es estar en el aquí y el ahora, haciendo, disfrutando… Se pierde la noción del tiempo, se deja de percibir lo que está sucediendo en el exterior, no hay distractores, no se tiene hambre, ni frío, ni se siente el cansancio…Total absorción, implicación y concentración física y mental. Seguramente se han  encontrado en ese estado artistas, compositores, intérpretes, deportistas y muchos de nosotros. Flujo, el secreto de la felicidad.

*Raquel Bialik, Antropóloga Social, estudió en la Universidad de California (Berkeley) egresada de la ENAH, El Colegio de México, Directora de Agorabi, Lugar de Encuentro (Tepoztlán, Morelos). Consultora de instituciones públicas y privadas, autora de capítulos y libros nacionales e internacionales especializada en Antropología Médica, Tercera Edad y Asistencia Social. Colaboradora de la Revista Ser Mayor.

e-mail:  agorabi16@gmail.com

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.