DR

Comenzó la guerra contra Irán. Durante meses vine denunciando aquí y en el programa, cómo se estaba gestando el ataque a Irán. Finalmente, todo quedó listo para que Trump solo diera luz verde al primer golpe bajo: máxima presión económica para asfixiar a los iraníes. No exagero, así lo dijo Estados Unidos textualmente: “las sanciones más severas jamás antes vistas en la historia”.

Para los que crean que las guerras solo son con misiles y cañones, les digo que se equivocan, una guerra económica puede dejar muerte y desolación provocando pobreza, hambruna, escasez y disturbios sociales que se pueden convertir también en muerte. Estados Unidos está usando su poder financiero como un arma. “Cualquiera que haga negocios con Irán no hará negocios con Estados Unidos. ¡Lo hago por la paz mundial”, dijo Donald Trump. Y como la mayoría de empresas prefiere el mercado estadounidense porque es el más grande y jugoso del planeta, el capital trasnacional así podría cerrarle totalmente el comercio a Irán, dejándolo en la pobreza financiera. Las empresas locales iraníes pueden también ir a la quiebra, pues muchas materias primas que provienen del extranjero, ya no se les venderá. Los productos ya comenzaron a subir sino es que a escasear. En varios supermercados, hoy ya no encontré Coca Cola Cero, porque el jarabe que usan es importado. Esta estrangulación es para que el gobierno iraní se rinda, Estados Unidos quiere que se abstenga de querer una arma nuclear, de apoyar el terrorismo y de no construir misiles balísticos nucleares, lo cual el gobierno iraní dice que es mentira, que nunca ha pretendido semejante cosa, y revira, acusa a Estados Unidos de obedecer a la intención de Israel, de aplastar a la nación iraní, para dominar la región. Las sanciones de Estados Unidos atacan el comercio de Irán en dólares, el sector automovilístico, oro y metales. Si con esto no basta, en noviembre Estados Unidos trataría de dar su golpe mortal, trataría de que nadie en el mundo le compre ni una sola gota de petróleo a Irán, para que así se quede sin dinero.

Recuadro

El comportamiento de Estados Unidos ha provocado el distanciamiento y el enojo de sus más íntimos amigos: la Unión Europea. Mientras Donald Trump se retiró del acuerdo nuclear para imponer estas sanciones, los europeos quieren lo contrario, permanecer en el pacto nuclear y comerciar con los iraníes, tanto que han retado a Trump. La Unión Europea ha activado una ley para proteger de las sanciones de Trump, a las empresas europeas que comercien con los iraníes. Incluso el gobierno europeo castigará a las empresas europeas que abandonen Irán por miedo al presidente pelirrubio. Mientras nadie sabe cómo acabará esta tormenta, China y Rusia han dejado ver que seguirán comerciando con Irán, para disgusto de Trump. Aunque no hay que perder de vista la trágica realidad, una de las petroleras más grandes del mundo, la francesa Total, ya huyó de territorio iraní por temor a Trump.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.