Por: Allie Ann

  • El café protege contra la diabetes tipo 2

Beber café incrementa los niveles plasmáticos de la globulina fijadora de hormonas sexuales (SHBG) que controla la actividad biológica de las hormonas sexuales del cuerpo (testosterona y estrógeno) y desempeña un papel clave en el desarrollo de la diabetes tipo 2.

  • El café reduce el riesgo de cáncer de hígado

El café es bueno para la salud y particularmente para el hígado. Se descubrió que el consumo de café reduce el riesgo de cáncer de hígado en un 40%. Este resultado mejoró hasta más de un 50% si el consumo se ampliaba a tres tazas de café al día.

  • El café previene la enfermedad de Parkinson

Una mayor ingesta de café ha sido asociada a una incidencia significativamente menor de la enfermedad de Parkinson. Y es que la cafeína contenida en esta bebida, puede ayudar a controlar el movimiento corporal en las personas que sufren esta enfermedad.

  • El café ayuda a prevenir enfermedades del hígado

Si ya hemos visto que el café reduce el riesgo de cáncer de hígado, el consumo regular de café está también vinculado a un menor riesgo de colangitis esclerosante primaria (CEP), una enfermedad autoinmune poco común de los conductos biliares en el hígado. Además, también reduce la incidencia de cirrosis (especialmente la alcohólica) en un nada despreciable 22%.

  • El café es bueno para el corazón

El consumo moderado de café (2 tazas al día) protege contra la insuficiencia cardiaca. En concreto, la disminución del riesgo representó un 11% en comparación con los que no consumen café.

  • El café reduce el riesgo de accidente cerebrovascular

Las personas que toman café a diario tenían un 20% menos de riesgo de apoplejía en comparación con aquellos que no beben café a menudo.

  • El café protege la visión

¿Puede el café proteger nuestra vista? Así es; el consumo de café puede proteger contra el deterioro de la visión e incluso de la ceguera.

  • El café protege contra el cáncer de próstata

Otro de los beneficios del café tiene que ver con su protección contra el cáncer; concretamente el de próstata. Así, los hombres que toman cuatro o más tazas de café al día tienen un 59% menos riesgo de recurrencia en la progresión del cáncer de próstata que aquellos cuyo consumo de café es tan solo de  una taza a la semana o incluso menos cantidad.

  • El café ayuda a adelgazar

Si buscamos una bebida saludable y que además nos aporte pocas calorías el café puede ser una muy buena elección. Una taza de café, sin leche o nata y sin azúcar solo contiene alrededor de 2 calorías. Si le añadimos azúcar, las calorías se nos disparan pero esto puede solucionarse tomándolo sin él o con edulcorantes naturales.

  • El café protege de los ruidos en la cabeza o “tinnitus”

La causa más común del tinnitus es la exposición al ruido y, es menos común, en las mujeres que consumen más café gracias a la caféina contenida en esta oscura y sabrosa bebida.

  • El café reduce el riesgo de cáncer de endometrio

El cáncer de endometrio es el cáncer más común de los órganos reproductivos femeninos y afecta a alrededor de 1 de cada 37 mujeres a lo largo de su vida. Beber tres o cuatro tazas de café al día puede reducir el riesgo de cáncer de endometrio en casi un 20%.

  • El café es bueno para las arterias

Beber de tres a cinco tazas de café al día reduce el riesgo de obstrucción de las arterias y ataques cardíacos.

  • El café es una fuente de antioxidantes naturales

El grano de café contiene alrededor de 1500 compuestos, de los que muchos son beneficiosos para la salud, como los antioxidantes. De hecho, el café se encuentra en el puesto nº 6 de los 50 principales alimentos que contienen antioxidantes que previenen las alteraciones funcionales y estructurales de diversas enfermedades.

  • El café nos mantiene alerta

La cafeína es el componente más importante del café y también el psicoactivo más consumido del mundo. ¿Qué provoca la cafeína? Actúa en nuestro cerebro nada más tomarla bloqueando un neurotransmisor, la adenosina, que provoca el aumento de otras sustancias como la dopamina o la norepinefrina, que no hacen sino acelerar nuestra actividad cerebral. El café mejora el ánimo, los niveles de energía, la memoria o nuestros tiempos de reacción.

  • Beber café sí, pero con moderación

Ya hemos visto las bondades del café pero como todo, hay que saber tomarlo con moderación. Beber demasiado café puede causar algunos efectos adversos muy desagradables.

La cafeína puede causar síntomas de ansiedad en los individuos normales, especialmente en pacientes vulnerables, como las personas con trastornos de ansiedad preexistentes. Además, el consumo de cafeína también ha sido asociado con síntomas de depresión.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.