Se le sale de control el muro fronterizo México-Estados Unidos a Donald Trump

Mientras el presidente Donald Trump amenaza con un cierre de gobierno en septiembre próximo, si el Congreso no autoriza fondos suficientes para seguridad fronteriza, incluyendo el muro en la frontera con México y accede a las reformas migratorias que ha propuesto, el Senado de la República responde con poner en marcha una política de “ojo por ojo y diente por diente”.

Trump manifestó en su momento “estaré dispuesto al ‘cierre’ del gobierno si los demócratas no nos dan los votos para seguridad fronteriza, que incluye el muro”, asimismo, defendió su política de cero tolerancia, la cual resultó en la separación de miles de familias migrantes detenidas en la frontera.

La postura del titular del Ejecutivo de la Unión Americana fue rechazada por algunos republicanos como el senador por Wisconsin, Ron Johnson, quien mencionó que no sólo sería una medida que no está en el interés del país, sino que tendría un costo político negativo para su partido.

Johnson en una entrevista televisiva señaló que es difícil que se de esa posibilidad ya que la mayoría de los presupuestos para las agencias del gobierno han sido aprobados, y es prácticamente imposible que se de autorización a una partida especial para cumplir el pedimento de Trump.

Sobre la latente amenaza de un cierre de gobierno para la imagen de su partido de cara a las elecciones legislativas de noviembre próximo, Johnson respondió que “no creo que sería benéfica y por eso lo estoy tratando de evitar, el cierre de gobierno podría suceder si el Congreso no aprueba los recursos para operación del gobierno antes del último día de septiembre, fin del año fiscal, aunque también podría darse si el presidente lo veta”.}

Indicó que además de los 25 mil millones de dólares para construir el muro, Trump pidió al Congreso eliminar el programa de diversidad de visas, o lotería de visas, así como la política que manda liberar a ciertos inmigrantes indocumentados detenidos en la frontera, mientras se resuelve su pedido de asilo.

Cabe señalar que Donald Trump defendió su política de “tolerancia cero” ante la orden de una corte federal en California que busca reunir a las familias detenidas que fueron separadas, “entiendan que hay consecuencias cuando la gente cruza nuestra frontera de manera ilegal, ya sea que tengan o no niños, y mucho se esta usando a los niños para sus propósitos siniestros”.

Trump hizo un llamado a votar a su base electoral para llevar a más republicanos al Congreso, el cual, dijo “debe actuar para resolver las leyes de migración más tontas y peores del mundo! Voten R”.

Que se suspenda cooperación con Estados Unidos ante postura de Trump

Desde que se dieron a conocer los planteamientos de Donald Trump en torno a la frontera de México con Estados Unidos, el Senado respondió enfáticamente al primer mandatario estadounidense que deber respetar al país, su postura es “irrespetuosa e insultante”.

Condenó las expresiones “infundadas y ofensivas sobre México y los mexicanos” del mandatario y le demandó el trato que requiere una relación “entre países vecinos, socios y aliados”.

Los senadores le exigieron respetar “al pueblo de México” y en su pronunciamiento le solicitaron al gobierno mexicano suspender la cooperación bilateral en migración y delincuencia organizada mientras Trump “no se conduzca con civilidad y respeto”.

Cuestionó de instrucción de Trump de militarizar la frontera con México y la calificó de “un agravio más” en una conducta que ha sido “no solamente irrespetuosa sino insultante” desde que era candidato presidencial. Su conducta ha estado sustentada en “prejuicios y desinformación” y de manera frecuente ha recurrido “a la amenaza y el chantaje”.

En ese sentido,  la senadora Laura Rojas Hernández recordó que como candidato, Trump calificó de una manera generalizada de “violadores y criminales” a los mexicanos y sostuvo que México se había beneficiado de una manera ventajosa de la relación con EE.UU.

Manifestó, los dos países se han beneficiado mutuamente, los senadores mexicanos subrayaron los cinco millones de empleos estadounidenses derivados del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) y las inversiones mexicanas por más de 52 mil millones de dólares en 6 mil 500 empresas de Estados Unidos que han dado empleo a más 120 mil personas.

Indicó que Trump ha enviado de manera reiterada “mensajes de enemistad” a México, como su intención de construir un muro en la frontera y “su absurda pretensión” de que los mexicanos lo paguen, lo que no sucederá de ninguna manera, indicaron.

Sobre la renegociación del TLCAN, el gobierno de Trump ha desarrollado una estrategia contraria a la colaboración y la buena fe, que ha puesto en riesgo la continuidad y mejora de un acuerdo que por tres décadas ha beneficiado a ambas naciones, apuntó.

Esta acción de respuesta de México ya se dio ante las medidas proteccionistas anunciadas por Donald Trump en materia comercial, el gobierno federal encabezado por Enrique Peña Nieto en junio pasado anunció la imposición de aranceles a bienes estadounidenses que suman alrededor de 3 mil millones de dólares, como whisky, queso, cerdo y otros, en respuesta a los gravámenes al acero y el aluminio que estableció recientemente el gobierno de Donald Trump.

Lo anterior complicó aún más la relación bilateral en momentos en que ambos países, junto con Canadá, también batallan respecto a la renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN).

Los aranceles mexicanos fueron establecidos poco después de que la Casa Blanca anunciará un nuevo obstáculo para la negociación, pues dio a conocer su deseo de que discutir el acuerdo de 1994 por separado con Canadá y México, en vez de negociar de manera tripartita.

Larry Kudlow, el principal asesor económico de Trump, dijo que lo que el presidente prefiere “ahora es negociar con México y con Canadá por separado” pues eso permitiría alcanzar un pacto más rápido”.

Los aranceles anunciados por Trump —25 por ciento al acero y 10 por ciento al aluminio— fueron impuestos contra México y Canadá el 1 de junio en una campaña para ejercer presión y que ambos países accedieran a las demandas estadounidenses en la renegociación del TLCAN. La Casa Blanca también impuso aranceles a la Unión Europea, Japón y otros países.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: