Sin duda alguna la solución al dilema del nuevo aeropuerto de la Ciudad de México será uno de los retos que enfrentará la administración de Andrés Manuel López Obrador, quien adelantó desde hace tiempo una consulta para octubre próximo en torno a este tema.

En dicha consulta el presidente electo de México, López Obrador someterá a consulta tres opciones para el NAICM, las alternativas son continuar con su construcción, concesionarla o construir dos pistas en el aeropuerto militar de Santa Lucía en Hidalgo.

Durante una conferencia de prensa efectuada en sus oficinas de la colonia Roma, el oriundo de Macuspana, Tabasco, dio a conocer que el ingeniero José María Rioboó –dueño de la empresa que dio el visto bueno para la construcción de la plaza comercial ARTZ que recientemente se derrumbó- participa como asesor externo, pero no como inversionista del próximo proyecto del aeropuerto.

Las propuestas del tabasqueño son construir dos pistas en el aeropuerto militar de Santa Lucía, sin que aún se haya dado una postura de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) al respecto, concesionar el aeropuerto de Texcoco para que no se utilice dinero del presupuesto público  -se han invertido ya más de 45 mil millones de pesos-, la idea en teoría es buena, pero como anunció y replicó en diversos eventos que habrá gobierno de austeridad de dónde sacará los recursos, ya que según él ya no quiere vender o endeudar más al país.

López Obrador, dijo que el dictamen técnico quedará concluido en agosto próximo, y a partir del día 15 de ese mes y hasta el 15 de octubre se va a informar a la población para que conozca de las propuestas para el proyecto. La ruta concluirá con una consulta ciudadana en octubre para que la gente decida qué hacer con el proyecto.

Resaltó, “pido a dueños de medios de información que nos apoyen a partir del día 15 de agosto hasta el 15 de octubre, dos meses que se abran espacios para el debate técnico sobre las opciones, sobre lo que más convenga, de modo que todos los mexicanos conozcan que hay tres opciones, ya cuando se tenga la información completa se va a realizar a finales de octubre una consulta ciudadana para que sean los mexicanos los que decidan que debemos de hacer. Porque es un asunto delicado”. Hasta ahora se han ejercido alrededor de 45 mil millones de pesos en el NAICM en el Lago de Texcoco.

Acuerdan mesas de trabajo para revisar el NACM

Durante su gira como candidato de la coalición “Juntos Haremos Historia” Andrés Manuel López Obrador y la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción (CMIC) acordaron la creación de una mesa conjunta para revisar los fundamentos técnicos y la transparencia del Nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciuda de México (NAICM).

En esa ocasión durante el XXIX Congreso de Mexicano de la Industria de la Construcción en Guadalajara, López Obrador habló sobre su plan de infraestructura nacional, ofreció tomar en cuenta las propuestas de la CMIC y propuso la mesa de revisión del NAICM, “vamos a revisar técnicamente el proyecto sin asustar a nadie. Propongan ustedes cinco técnicos, cinco técnicos del Gobierno y cinco técnicos de nosotros: 15, ya a partir de hoy y a la revisión y con toda honestidad si procede (o) no procede (el proyecto)”.

El ahora próximo secretario de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard Casaubon, publicó en su cuenta de Twitter que la mesa revisará los contratos asignados hasta el momento, si se encuentra corrupción en alguno, el gobierno encabezado por Morena lo cancelará y lo sustituirá.

Mientras que el próximo titular de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT), Javier Jiménez Espriú, detalló los problemas que prevé para el NAICM si termina de construirse en la zona lacustre de Texcoco y advirtió que se convertirá en una obra inútil.

López Obrador advirtió que el nuevo aeropuerto en Texcoco es una obra faraónica y un barril sin fondo, detrás de ese proyecto hay corrupción, también insistió en su plan de construir una terminal aérea en Santa Lucía, donde ya existe un aeropuerto militar, “vamos a cortar de tajo con la corrupción y no tengan miedo porque todo lo vamos a hacer de conformidad con la ley, va a ser un cambio ordenado”.

Incluso dijo que su equipo promovería amparos legales para impedir que el gobierno federal entregue más contratos relacionados con la construcción del NAICM, “se va a presentar un amparo para que se detenga la entrega de contratos porque están entregando contratos para comprometer al gobierno próximo, que no tengamos recursos para hacer nada y estemos nada más pagando por las pillerías que se están contratando actualmente”.

Peña Nieto intenta convencer a AMLO sobre vialidad de la terminal aérea

Hace unos días el gobierno federal encabezado por Enrique Peña Nieto, inició un diálogo sobre el Nuevo Aeropuerto Internacional de Ciudad de México (NAICM) con el equipo de predecesor Andrés Manuel López Obrador, quien ha cuestionado su construcción.

En éste el gabinete peñista buscan compartir información de la obra con los representantes de AMLO, quien ha criticado la construcción del NAICM y ha dicho que cuando comience su gobierno el próximo 1 de diciembre, hará una consulta para saber si la obra se detiene o continúa bajo otras modalidades.

En ese tenor el secretario de Comunicaciones y Transportes, Gerardo Ruiz Esparza, indicó que el “marco de cordialidad y cooperación mutua” con que se desarrolló el encuentro en el que participaron funcionarios del actual gobierno de Peña Nieto y miembros del equipo de López Obrador.

Apuntó, “se acordó mantener la comunicación, intercambiar información de detalle y llevar a cabo, a la brevedad posible, reuniones sobre temas técnicos en materia aeroportuaria, social, financiera, geológica y de medio ambiente, con representantes de ambas partes”.

La subsecretaria de transporte, Yuriria Mascott; el director del Grupo Aeroportuario de la Ciudad de México, Federico Patiño, y el director de la Comisión Nacional del Agua (Conagua), Roberto Ramírez fueron quienes participaron por aparte del gobierno saliente, por el nuevo gobierno obradorista estuvo Javier Jiménez Espriú, futuro titular de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes, Carlos Urzúa, próximo secretario de Hacienda, y Alfonso Romo, próximo jefe de la oficina de la presidencia.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.