Debemos avanzar hacia una cultura de la paz, para lo cual es necesario formar a las nuevas generaciones lejos de la violencia y los rencores. El resentimiento social es quizás uno de los sentimientos que más daño hacen al México moderno.

Nadie está seguro en ningún lado; la sociedad debe cuidarse entre sí, porque los tres niveles de gobierno fallaron en su tarea principal, que es la de brindar las garantías de seguridad a sus gobernados.

El entorno en el que se desarrollan niñas, niños y adolescentes en México es de situaciones de violencia, en muchos de los casos, lo que llegaría deformar la conducta, en algunos casos.

Por ejemplo, de acuerdo con la ENIM 2015, del INEGI, el 63% de las niñas y niños entre 1 y 14 años había experimentado al menos una forma de disciplina violenta en el hogar durante el último mes, de acuerdo con la fecha del levantamiento de la encuesta.

Otro caso es que la violencia contra las y los adolescentes de 12 a 17 años en el entorno escolar se manifiesta a través del daño a objetos personales en un 74%; mientras que la violencia verbal, las burlas y la discriminación en 64%; así como el acoso a través del uso de tecnología para la difusión de imágenes, videos o mensajes de texto en 46%, de acuerdo con los resultados de la ECOPRED 2014, del mismo organismo.

Mientras que los adolescentes de entre 12 y 17 años, residentes en ciudades, declararon sentirse más inseguros en lugares como la calle, en 63% o el transporte público en 58%.

Y el área digital no es la excepción porque, en 2015, 25% de los adolescentes entre 12 y 17 años fue víctima de alguna forma de ciberacoso, de acuerdo con el MOCIBA 2015.

Hay que educar en un entorno de paz y transmitir valores las nuevas generaciones.

Textualmente hay que decirlo: los diferentes niveles de gobierno, organizaciones de la sociedad civil, jóvenes, académicos, empresarios, comunidades de fe y medios de comunicación debemos de trabajar unidos en una agenda de prioridades para poner fin a la violencia contra niñas, niños y adolescentes en México. Así como emprender acciones para lograr el cambio. La solución está en las acciones de cada mexicano. El país que queremos lo construimos nosotros.

En Instagram @villasana10

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.