CORIA

Dentro de las diferentes penas que puede enfrentar un infractor de la ley se encuentra el arresto domiciliario, el cual pretende privar a la persona de su libertad en su mismo domicilio como una alternativa a la cárcel. Debido a sus características, el arresto domiciliario requiere de un sistema de monitoreo muy riguroso que pueda registrar la ubicación exacta de la persona a vigilar, mismo que se apoya en brazaletes electrónicos.

87 ¿Cómo funcionan los brazaletes electrónicos? 01

¿Qué son los brazaletes electrónicos?

Los brazaletes electrónicos son dispositivos diseñados para monitorear a los reos cuando éstos han sido condenados a arresto domiciliario, así mismo, su objetivo es evitar que éstos traspasen los límites establecidos por las autoridades en el área donde se encuentran cumpliendo su condena. Es importante mencionar que este tipo de dispositivos también es utilizado en personas que las autoridades consideran en riesgo de fuga o que podrían recurrir a actividades ilícitas.

Los orígenes de este dispositivo se remontan a la década de los sesenta cuando un grupo de investigadores de la Universidad de Harvard comenzaron a hacer pruebas con sistemas de monitoreo electrónico. No obstante, no fue hasta 1983 cuando un juez de Nuevo México llamado Jack Love inició el primer programa judicial de sanción usando dispositivos de monitoreo.

Este tipo de dispositivos generalmente se colocan en el tobillo de la persona monitoreada y únicamente pueden ser removidos por las autoridades, ya que, si el reo intenta quitarlo por la fuerza o dañarlo, éste emitirá señales para notificar a las fuerzas policíacas de un posible intento de fuga.

87 ¿Cómo funcionan los brazaletes electrónicos? 02

¿Cómo funcionan y cuánto cuesta?

Los brazaletes electrónicos constan de un circuito que emite señales de radiofrecuencia a un receptor para registrar la actividad de la persona monitoreada. Así mismo, es importante señalar que estos dispositivos cuentan con un sistema de posicionamiento global (GPS) que es capaz de detectar la localización exacta de la persona que lo porta. Por otro lado, los brazaletes electrónicos cuentan con un chip muy parecido al de los celulares que proporciona al dispositivo con un número telefónico, mismo que permite a las autoridades mantenerse en constante contacto con el reo. Debido a sus semejanzas con los teléfonos celulares, este tipo de dispositivos únicamente puede funcionar en zonas de cobertura celular.

En el tema de seguridad, los brazaletes electrónicos cuentan con una correa ultrarresistente hecha de hilos de acero para evitar cualquier tipo de desgaste o ruptura. Así mismo, el dispositivo incluye con un sistema de alarma que se activa cada vez que el reo intenta quitárselo o romperlo. De igual manera, en este tipo de casos este sistema es capaz de alertar a las autoridades de la infracción.

En cuanto al precio se refiere, este tipo brazaletes se valúan aproximadamente en 71 mil 340 pesos, sin embargo, pueden otorgarse al garantizar, mediante caución o fianza, por 12 mil pesos.

¿Son efectivos?

A pesar de que en los últimos años hemos observado un incremento considerable en el uso de estos dispositivos (aproximadamente del 150% entre 2005 y 2015 según datos de The Pew Charitable), lamentablemente no existen los estudios suficientes para determinar la efectividad de los brazaletes electrónicos. No obstante, algunos expertos consideran que éste podría ser un buen método para sustituir las condenas en las cárceles.

Por otro lado, en el tema de la reinserción social, muchos investigadores han concluido que existe la posibilidad de que las personas monitoreadas reincidan en actividades delictivas a pesar del cumplimiento de condena en arresto domiciliario. Así mismo, este tipo de dispositivos está lejos de ser perfectos, ya que como requieren de una buena zona de cobertura, en ocasiones la señala puede tener fallas que afecten los sistemas de localización de los mismo, dificultando así los procedimientos de monitoreo.

Aunque estos dispositivos todavía cuentan con detalles que pueden ser mejorados, no cabe duda de que actualmente se presentan como una buena alternativa al cumplimiento de condenas en prisiones y como una prueba más del impacto positivo de la tecnología en los sistemas penitenciarios.

Con información de: US News.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.