En medio de manifestaciones de trabajadores del sector público, el Congreso del Estado de México, con mayoría diputados del PRI, aprobó la creación de la nueva Ley de Seguridad Social del Estado de México y Municipios, enviada por el gobernador Alfredo del Mazo Maza, en el que se modifican las regras de jubilación, migrando el sistema a las Afores de modo que solamente recibirán lo que logren ahorrar para su retiro.

A las 16:00 horas dio inicio la sesión plenaria, por lo que los medios de comunicación tuvieron acceso hasta esa hora. Con 39 votos a favor y 19 en contra, la reforma fue avalada por el congreso.

Trabajadores del sector público pensionados del Instituto de Seguridad Social del Estado de México y Municipios (ISSEMyM), sindicalizados del SITEyM, DIF estatal y municipios protestaron a las afueras del Palacio Legislativo en contra de la iniciativa por más de seis horas.

La Ley de Seguridad Social plantea que cada trabajador sea el responsable de la financiación de su jubilación durante su vida laboral, de manera que el costo de las pensiones que ‘llevaron al desastre financiero’ al ISSEMyM sea reducido.

Actualmente el sistema es mixto y solidario, de modo que los servidores públicos realizan aportaciones para pagar la pensión de los jubilados. En la nueva reforma las cuentas serán individuales en las administradoras de fondos para el retiro (Afore), y también se aumenta la edad para el retiro a 75 años.

Los inconformes se habían comenzado a reunir desde las 10:00 horas, y para las 13:30 ya habían alrededor de 500 manifestantes que tenían como finalidad impedir la sesión para la iniciativa, por lo que bloquearon los dos accesos del Palacio.

Los manifestantes organizaron una comisión para ser escuchados, pero solamente recibieron a algunos de los representantes al mismo tiempo que se inició la sesión y se aprobó la iniciativa de ley.

Días Trujillo solicitó una auditoria para conocer el estado financiero del sistema.

“No hay colapso financiero, se debe requerir un informe de auditoría al Órgano Superior de Fiscalización (OSFEM) para conocer las fallas en la gestión administrativa del ISSEMyM, pues en los informes de Cuentas Públicas la crisis de solvencia no fue considerada”, Alberto Díaz Trujillo, PAN.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.