El jefe de Gobierno de la Ciudad de México, José Ramón Amieva Gálvez aseguró que el salario mínimo para ser ideal debería ser de “un poquito más de 173 pesos diarios. Nosotros consideramos que, a través del esfuerzo conjunto, obviamente es de quienes tienen que pagar el salario de todos los esquemas de acompañamiento para el crecimiento salarial, y a través de esto, vamos a lograr que pasemos, que transitemos de lo mínimo y lo básico, a un sistema de bienestar”.

Apuntó, “que lo que alguien percibe por su trabajo, sea un salario justo que le permita atender todas las necesidades, no solamente de alimentación, transporte, las necesidades de diversión y de crecimiento para su familia”.

En ese sentido, el secretario de Trabajo y Previsión Social, Roberto Campa Cifrián expuso “cuando arrancó esta administración, el salario mínimo estaba en 60 pesos en promedio, había distintas regiones en el país. La última revisión la que se hizo en noviembre-diciembre, lo elevó a 88 pesos y 36 centavos, que es un incremento en la capacidad de compra de alrededor de 88 por ciento”.

Señaló, “el salario mínimo determina el comportamiento de otros elementos de la economía. Uno muy importante son los precios y otro es la generación de empleos. Se requiere que el salario, sea un salario remunerador, pero debe revisarse también, el incremento al salario, a partir de los otros objetivos que tenemos en el país, que es mantener el nivel de precios y es seguir generando empleos. El comportamiento de estas dos variables en las últimas mediciones, obligan a ver con cuidado las decisiones que van a tomarse, seguramente, en los próximos meses. No es un asunto que pueda resolverse de manera aislada”.

Resaltó, “fue muy importante el trabajo que hizo el gobierno de la Ciudad y el trabajo que se hizo en conjunto para desindexar la economía del salario mínimo, esto permitió el incremento de noviembre-diciembre. Habrá que, insisto, ver con toda atención el comportamiento de estas otras variables para resolver qué es lo que más conviene”.

Recordó que la Comisión Nacional de Salarios Mínimos (Conasami), que es la responsable por ley de la fijación del salario mínimo se reunió al término del primer cuatrimestre del año, y consideró que lo que había que cuidar en esto momento son las condiciones de estabilidad de las variables económicas.

Adelantó, habrá una revisión antes de que termine el año, sin duda, porque es el mandato que tiene la Conasami, “en esta revisión seguramente, a partir de lo que aquí se ha comentado: que es llevarlo, por lo menos, a condiciones de mínimo de bienestar, será, seguramente, analizado a la luz de esa prioridad”.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.