Ciudad de México.- Andrés Manuel López Obrador se ha convertido en el virtual Presidente de México con mayor respaldo, así como los candidatos electos del Movimiento Regeneración Nacional (MORENA).

Por ello, José Rodolfo Bonilla Gómez, ex dirigente del Sindicato Mexicano de Electricistas (SME) consideró que la elección de AMLO no sólo se dio en un tiempo inobjetable, sino que también está desbordada de una enorme responsabilidad, esto, derivado de las afectaciones que ha sufrido el pueblo mexicano en los últimos años y que lo esperanzaron para otorgarle la mayoría de votos el pasado 1 de julio. Agregó que AMLO, consciente de su responsabilidad ha subrayado reiteradamente:

“No les voy a fallar, voy a combatir la corrupción e impunidad y nadie está por encima de la ley”, para lo cual necesitará del apoyo generalizado de todos los mexicanos y de todos los sectores. En este sentido, Hoy, México demostró al mundo, con su ejemplo, que se puede tener un cambio democrático, pacífico y esperanzador.

Sin embargo, no debemos olvidar que los grandes errores de gobiernos pasados fueron los que alimentaron el triunfo de la nueva izquierda mexicana, y los que también terminaron de deteriorar la confianza en los demás partidos y en las instituciones, al generar pobreza, injusticia, desigualdad, corrupción, impunidad, ineficiencia, violencia e inseguridad, entre otros pesares.

Era obvio el deseo de cambio de los mexicanos. Bonilla Gómez señaló que las tareas para los actuales triunfadores son enormes, por ello conminó a los electricistas a apoyarlos en la implementación de sus nuevas expectativas de cambio. Por ello, a nombre del grupo de Jubilados y Ex Trabajadores de la extinta Luz y Fuerza del Centro, denominado UNIDAD DE JUBILADOS SME, Rodolfo Bonilla previene a López Obrador de cuidarse de ex dirigentes deshonestos y delincuentes sindicales, como Rosendo Flores Flores, Martín Esparza Flores, Pedro Bernardo Castillo Medellín, Gonzalo García Nájera, Humberto Montes de Oca Luna, Eduardo Bobadilla Zarza, Pablo Rodríguez Álvarez, Lauro López, Israel Delgadillo y Jorge Sánchez García, quienes pretenden apoyarlo a cambio de impunidad y seguir en la corrupción.

Bonilla Gómez agregó que estos delincuentes sindicales ha sido denunciados penalmente desde el 15 de julio de 2013, ante la Procuraduría General de la República (PGR) por enriquecimiento ilícito, delincuencia organizada, derroche de dinero de dudosa procedencia, millonarios fraudes habitacionales, con fondos federales, venta de plazas, usufructo ilegal de los bienes sindicales, disposición de los 80 mil millones de pesos de los pasivos laborales que indebidamente utilizaron para autoliquidarse, ello, a pesar de que estos pseudo líderes son Miembros en Receso, ex trabajadores, ex dirigentes, que carecen de una personalidad jurídica, y que actuaron en complicidad con actuales secretarios de Estado en perjuicio de la organización sindical.

Cabe mencionar que los 80 mil millones de pesos mencionados están contemplados en el decreto de extinción de Luz y Fuerza del Centro. Señaló que en el caso de Rosendo Flores, éste cuenta con varias propiedades a su nombre, como el condominio ubicado en avenida Los Barrios número 224, Lote 4, Manzana 12, en el Conjunto Los Reyes Iztacala, en el municipio de Tlalnepantla, Estado de México; así como el que posee en Río Grijalva número 68, colonia Cuauhtémoc; entre otras propiedades y restaurantes, con los que se demuestra claramente que sus bienes inmuebles no equivalen a las percepciones que él tenía mientras se desempeñaba como Secretario General del SME ni como trabajador de la extinta paraestatal.

Asimismo, Rosendo Flores posee la cuenta bancaria 0445591848 en BBVA Bancomer, a nombre del SME, en la que se depositan recursos procedentes de la empresa Cash Management M.N., además de haber realizados millonarios fraudes habitacionales y enriquecimiento ilícito aunado a la cuantiosa venta de plazas que llevó a cabo, motivo por el cual también está denunciado ante la PGR.

Aunado a lo anterior, también hacemos del conocimiento del Presidente electo y del pueblo de México que al momento de la extinción de la paraestatal, el gobierno de Felipe Calderón reconoció la existencia del pasivo laboral que les corresponde a más de 45 mil ex trabajadores. Por lo que el grupo de la UNIDAD DE JUBILADOS SMEsolicitamos que esos recursos económicos sirvan para jubilar a las compañeras de más de 20 años de antigüedad y a los compañeros de más de 25 años de trabajo a fin de ayudarlos a recuperar su economía, no con dinero del gobierno, sino con el pasivo laboral que por ley, les corresponde.

Finalmente, Rodolfo Bonilla previene a AMLO para que evite rodearse de delincuentes sindicales que además de estar denunciados, penal y laboralmente por usurpar cargos sindicales con Tomas de Nota ilegales, se han enriquecido a costa de las esperanzas de miles de trabajadores que aún hoy, a casi nueve años de la extinción de su fuente de trabajo, esperan obtener un trabajo digno que les permita llevar el sustento diario a sus familias.

Deja un comentario