Por: Allie Ann

La cerveza es de esas bebidas populares que se han visto envueltas en una relación amor odio por igual, ya que para muchos se ha convertido en la principal responsable de la pérdida de muchas siluetas y el aumento de pancitas por igual, pero, a pesar de so, no pueden dejar de ser consumidas porque simplemente es deliciosa.

Así como muchos aseguran que la cerveza empanzona, mito que ya ha sido desmentido al ser una bebida con bajo contenido calórico, existen varios rumores sobre los beneficios de la cerveza de los que muchas veces no tenemos certeza por la falta de información.

Para salir de la duda y convencerte de que tomar un poco de cerveza a diario no tiene nada de malo, queremos compartirte algunos beneficios de la cerveza que realmente te sorprenderán y que, seguramente, no conocías. Un consumo moderado y responsable te ayudará en mucho.

Es nutritiva

A diferencia de lo que se cree, la cerveza es un alimento saludable, ya que contiene diversas sustancias nutritivas como vitaminas del grupo B y un ligero porcentaje de carbohidratos y alcohol. Minerales como el magnesio y calcio también se encuentran presentes, pero estos varían dependiendo del agua con la que se fabrica.

Previene infartos

Aunque no lo creas, la cerveza evita la oxidación de las células, aumenta la cantidad de colesterol bueno y protege frente a lesiones miocárdicas agudas asociadas al infarto; las evidencias científicas destacan que beber una cerveza se vincula a un menor riesgo de cardiopatías isquémicas, favorece la función cardiaca global y podría tener cualidades antiinflamatorias, las cuales ayudan a la reducción del riesgo cardiovascular.

Huesos sanos

La cerveza contiene silicio, el cual promueve la densidad ósea y evitar la pérdida del hueso, pero no sólo eso, ayuda a la mejora de los síntomas de la menopausia como los fitoestrógenos, también previene la osteoporosis. Un reciente estudio reveló que el consumo ligero y moderado de cerveza reduce el riesgo de fracturas y osteoporosis.

Reduce las infecciones en las mujeres

La cerveza en pequeñas cantidades mejora la respuesta inmune contra los organismos que provocan las enfermedades infecciosas; un estudio realizado por el Instituto del Frío del Centro Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), dice que el consumo moderado de esta bebida mejora el sistema inmunológico, especialmente en mujeres.

Previene el Alzheimer

La cantidad de silicio que contiene la cerveza ayuda a prevenir enfermedades neurodegenerativas como el Alzheimer, ya que reduce la biodisponibilidad de aluminio en plasma y tejido cerebral, vinculado con algunas patologías neurodegenerativas importantes.

Alarga la vida

Los más de 2000 componentes antioxidantes de la cerveza podrían alargar tu vida mucho más, ya que ayuda a proteger al organismo frente a la oxidación y el envejecimiento de las células; además de que previene y/o retrasa enfermedades degenerativas. Esto sólo es posible cuando se mantiene un consumo moderado.

Buen tratamiento diabético

En la última década se descubrió que algunos de los beneficios de la cerveza, en un consumo moderado, influyen en la prevención y control de la diabetes, así como en la evolución de sus complicaciones. Componentes de la cerveza como la fibra soluble, los compuestos polifenólicos, los minerales y la baja graduación alcohólica actúan sobre los mecanismos y procesos que desencadenan la diabetes y sus complicaciones; siempre que su consumo sea moderado.

Ayuda al embarazo

Sabemos que una mujer embarazada tiene prohibido consumir bebidas alcohólicas, pero lo bueno es que existe la cerveza sin alcohol, la cual contribuye de gran manera al embarazo hidratando y aportando el ácido fólico que se necesita.

Deja un comentario