Por: Reyna Luna Newcombe

Brownsville, Texas.- El timbre de la puerta anuncia la llegada de un nuevo cliente: una inexperta mujer interesada en comprar un arma (la que escribe).

— ¿Las armas?— del otro lado, me contesta el dependiente cuando le pregunto por ellas.

— ¿Para protección o….?— me pregunta el otro dependiente. Asiento con la cabeza. “Una pistola”.

En segundos, el vendedor acomodó sobre el exhibidor de vidrio un montón de revólveres y pistolas semiautomáticas y me cuenta las grandezas de cada pieza. Que si la bala, que si lo ligero, que si lo seguro.

Después de ver una Beretta 9 milímetros, una Smith Weasson, una potente 40 Glock y más, muchas más, finalmente me decidió por un revólver 38 especial. “Es la mejor decisión…para ti te la dejo en 270 dólares!”, me dice.

— ¿Eres ciudadana?

Saco de la cartera mi licencia de manejo (que muestra una imagen mía bastante diferente a la actual) se la doy al vendedor en la mano, quien me entrega un permiso para llenar.

No hubo verificó si la persona que estaba comprando el arma era la dueña de esa licencia.

— ¿Cómo cuánto se tarda el trámite? “Menos de 10 minutos”. O sea que ¿en 10 minutos ya puedo cargar el arma en mi bolsa? “Claro que sí!”. “Great!”.

Me atoro en el llenado de la forma, pues el permiso exige un documento especial; opto por dejar el espacio en blanco y prosigo a escribir “palomitas o crucitas” sobre los cuadritos en blanco.

Las preguntas tienen que ver con diferentes aspectos del comprador, básicamente si ha cometido un delito —incluyendo violencia doméstica—,si ha ignorado la orden de un juez, o si ha estado recluido en un sanatorio mental, entre otras.

Al terminar le advierto al vendedor. “¡No tengo este documento eh!”. No te fijes, me contesta, no’mas fírmale ahí abajo y ya está.

Después de tres minutos, el vendedor se aproxima a mí y me pregunta. “¿Vas a pagar con tarjeta o cash?”. ¿Es todo? le pregunto; “te dije que no me tardaba nada”…

— ¿Quieres balas?

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.