Que el financiamiento de cada año para las instituciones de educación superior del país es insuficiente, es una realidad, que para crecer la cobertura y reducir el número de jóvenes que no ingresan a una licenciatura por falta de lugares, es preciso incrementar de manera constante el presupuesto, es otra realidad, así como también es realidad, que hay universidades públicas en quiebra financiera, sea por posibles actos de corrupción y/o por mala administración.

Para el rector de la UNAM, Enrique Graue, no se puede permitir que haya universidades públicas en quiebra y, por ello, ante la Confederación Nacional de Trabajadores Universitarios que congrega a 90 asociaciones y sindicatos, se pronunció porque se encuentren soluciones concretas.

Es decir, que se les rescate para que continúen operando. Pero ¿acaso no es necesario que antes sus titulares informen detalladamente las causas por las que están en tan difícil situación? Datos del Presupuesto de Egresos 2018 que aprobó la Cámara de Diputados revela que el gobierno federal redujo en 74% los recursos destinados a atender los problemas estructurales de las universidades públicas derivados del pago de pensiones y jubilaciones, principalmente, al pasar de 2 mil 713 millones de pesos a 700 millones de 2016 a 2018. No obstante, para ello entregó  mil millones de pesos en 2013, 2 mil 075 millones en 2014, 2 mil 146 millones en 2015, 2 mil 713 millones en 2016, y para 2017 y 2018, fueron 600 y 700 millones de pesos, respectivamente.

Y si aunque recibieron este apoyo hoy diez universidades públicas enfrentan dificultades financieras que las tienen al borde de la quiebra, es preciso saber ¿por qué? Hay informes de que las universidades Autónoma de Chiapas, Autónoma del Estado de México,  Michoacana de San Nicolás de Hidalgo, Autónoma del Estado de Morelos, Autónoma de Nayarit, Benito Juárez Autónoma de Oaxaca, Autónoma de Sinaloa, Juárez Autónoma de Tabasco, Veracruzana y Autónoma de Zacatecas, tienen conjuntamente deudas por aproximadamente 9 mil millones 579 mil pesos a causa del sistema de pensiones y jubilaciones de académicos y administrativos, de déficits presupuestales acumulados que se convirtieron en adeudos al SAT y a instituciones de seguridad social, por plantilla laboral fuera de registro, disminución de las transferencias de recursos de los gobiernos estatales, prestaciones fuera de ley, menor subsidio federal y reducción en los fondos extraordinarios. Sobre posible corrupción, hay sospechas a partir de las investigaciones hechas por la Auditoría Superior de la Federación, a las cuales, sin embargo, no se hace caso.

RECETAS.- Como ocurre cada año el Día Mundial del Medio Ambiente, este 5 de junio ecologistas y estudiosos de diversas disciplinas y presentaron, a modo de recetas, propuestas para disminuir la contaminación. Laura Ballesteros recomienda al respecto que en la Ciudad de México se incremente 30% la red de transporte público, ya que 80% de los gases emana de unidades viejas y de tecnología obsoleta, de vehículos de carga y particulares. En su calidad de encargada de movilidad del Frente por la Ciudad de México, cuya candidata al Gobierno es Alejandra Barrales, planteó además la construcción de 24 kilómetros de metro, la creación de nuevas líneas de Metrobús, promover el uso de la bicicleta como opción sustentable con 245 kilómetros más de ciclovías,  y el metroférico para conectar las partes altas mediante un sistema 100% eléctrico.

PROYECTO.- En 22 páginas de la nueva publicación NATURAMLO, el candidato presidencial puntero de la coalición Juntos Haremos Historia, da a conocer a la población los ejes de su política sobre medio ambiente donde afirma que la justicia ambiental está en el centro de su proyecto de Nación. López Obrador se compromete a asumir los acuerdos internacionales signados por México, a reconocer el importante papel de las comunidades en la preservación de los ecosistemas, a crear la Ley General de Aguas con perspectiva de derechos humanos para garantizar el acceso de la población, a establecer un programa nacional de control de especies y otro de adaptación al cambio climático, a promover el desarrollo de energía renovable y de un transporte público no contaminante, así como a  restaurar los ecosistemas dañados.

IMPARABLE.- Por la violencia política que permea el proceso electoral han muerto asesinados 28 precandidatos y 13 candidatos a distintos cargos de elección popular, y 69 políticos, 110 en total, de los que 95 eran hombres y 15 mujeres. El registro de los mismos revela que en Guerrero han ocurrido 24, en Oaxaca 18, en Puebla 13, en Veracruz 8, y en el Estado de México 7. Igualmente, 16 precandidatos, 66 candidatos y 37 políticos han sido víctimas de amenazas y actos de intimidación. Los asesinados por coalición son 43 de Todos por México, 37 de Por México al Frente y 17 de Juntos Haremos Historia, mientras que por partido los más afectados son el PRI con 37, el PRD con 18, el PAN con 13 y Morena con 9. Faltan solo unos días para que concluyan las campañas el próximo 27 de junio, y resulta imposible vislumbrar el cese de esta violencia, en la que se acepte o no, participan organizaciones del crimen organizado.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.