Estrenada en Sundance hace dos años, donde compitió por el premio de la audiencia, ganadora del Festival Internacional de Cine de Atenas y nominada a 6 Canadian Screen Awards, Operation Avalanche (2016) es un mockumentary realizado como metraje encontrado y evidencia de teoría conspiratoria: dos agentes de la CIA se infiltran en la NASA, donde se involucran en la falsificación del alunizaje del Apolo 11 en 1969.

Still de Operation Avalanche

Protegido por el “Fair Use”

El filme es dirigido por Matt Johnson, nominado a 4 Canadian Screen Awards, así como a más de diez festivales internacionales, de los cuales ha ganado en Dallas, Hot Docs, Sarasota y Toronto. Actuada por el mismo Johnson, así como Owen Williams y Josh Boles, la película fue producida por los productores de La InvitaciónBrawl in Cell Block 99 iBoy, la fotografía corrió a cargo de Andrew Appelle y Jared Raab.

La producción, realizada con un presupuesto pequeño, se llevó a cabo en Toronto, Houston y Washington DC, donde se rodaron las escenas de la NASA, gracias a un permiso concedido para una “tarea escolar”. Este mismo tipo de permiso, llamado por las leyes “fair use”, permite un uso limitado de material protegido sin el permiso del dueño cuando el uso es académico o divulgativo.

Still de Operation Avalanche

Promesa en ciernes

Hace algunos años, Matt Johnson deslumbró al mundo con su ópera prima The Dirties, un falso documental totalmente inusitado que sedujo al jurado de los festivales de Slamdance y Sitges. A esta producción siguieron Nirvana the Band the Show, una serie televisiva de falsos documentales, y la película que aquí comentamos, Operation Avalanche, que se anuncia como la verdadera historia del falso aterrizaje en la luna.

Con la perfección y maestría de quien sabe imitar los códigos y convenciones del cine documental, Johnson tiene una trampa para el incauto que termine por creer que lo que ve es realidad; algo que no es del todo falso (¿o sí?), pero que obliga a preguntarnos qué es lo que separa la ficción de la realidad.

La falsa tripulación frente a la falsa nave

Riendo de una nación entera

Operation Avalanche sorprendió en su estreno en Sundance a inicios del año por ser un puro ejercicio de estilo ucrónico y postular como realidad un falso complot. Dicha treta se dirige principalmente a aquellos que dudan de las hazañas especiales de Neil Armstrong y el Apollo 11. Estos serán emboscados con facilidad por una obra de ficción que manipula videos de archivo para sustentar un fondo de autenticidad. Quizá lo más asombroso es que no faltará quien presencie con toda seriedad una producción que es en realidad una comedia rebosante de cinismo.

La película penetra en la consciencia de la sociedad paranoica de plena Guerra Fría, mofándose de una cultura escéptica profundamente arraigada en Internet. El director acudió a la aplicación libre de leyes permisivas que justifican el uso de material protegido sin permiso del poseedor de los derechos con fines educativos, haciéndose pasar por un estudiante universitario que trabaja en un proyecto escolar para añadir escenas ficticias y presentar a dos geeks contratados por la CIA para falsear el alunizaje en la luna, con lo que Johnson da un fuerte golpe con una genial y excéntrica película que se alimenta del miedo de una nación entera.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.