Allison Mack usará un localizador en el tobillo durante su vuelo de California a Nueva York, donde encarará un juicio por los cargos de tráfico sexual y trabajos forzados, informó Page Six.

La actriz, popular por su papel de Chloe en la serie Smallville, ha estado bajo arresto domiciliario en la casa de sus padres en Los Alamitos, California, desde el mes pasado, cuando fue detenida por su presunto vínculo con una secta sexual.

Keith Raniere, presunto líder principal de la secta NXIVM, también se encuentra bajo arresto domiciliario.

El sistema de la corte federal de California normalmente retira el localizador GPS del tobillo durante los vuelos, pero este no será el caso.

“A la luz de los hechos, el gobierno pide respetuosamente a la corte que le ordene a la señora Mack permanecer continuamente con el monitoreo electrónico antes del juicio, incluso cuando esté viajando por aire”, pidió la fiscal Moira Penza.

Los abogados de Mack no se opusieron a la petición.

Raniere y Mack, ex actriz de 35 años, están acusados de sobornar a distintas mujeres para que se convirtieran en esclavas sexuales.

Supuestamente, a las víctimas les lavaban el cerebro, las mataban de hambre e incluso las marcaban con las iniciales de Raniere, de 57 años, quien espera su juicio para el 1 de octubre.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.