Ricardo Anaya vino hasta este municipio zacatecano a proponerse, de ganar los comicios del primero de julio, como el “presidente de los charros de México” y para presentar un video grabado en la CDMX donde se le ve haciendo el famoso “paso de la muerte”, la suerte más peligrosa de la charrería.

“La charrería es nuestro deporte nacional y porque necesitamos cuidar, promover y fomentar nuestras tradiciones, yo quiero ser el presidente de los charros de México; el presidente de las mujeres y hombres de a caballo”, dijo.

En un evento apresurado, pues llegó tarde, el candidato se paseó a caballo, junto con su padre Ricardo, por el lienzo charro, donde lo esperaban vestidos para la ocasión los candidatos locales y federales de Por México al Frente.

Dio dos vueltas por el ruedo en el caballo que cabalgó, saludó a los charros que los esperaban y a sus simpatizantes que estaban en las gradas; luego descendió del corcel para prometer la reactivación del campo mexicano y terminar de construir la carretera Jerez-Guadalajara, así como instalar en este municipio el mejor hospital de la región.

“¿Si o no, el campo está abandonado?”, preguntó Anaya.

Antes de irse del lienzo charro de Jerez, consideró legitimas la voces de los empresarios que llamado a “razonar” su voto, en alusión a evitar sufragar a favor de López Obrador.

“Éste es un país de libertades, en donde cada quien tiene derecho, primero, a expresar sus opiniones políticas y -segundo- votar por el candidato de su preferencia”, dijo.

También lamentó que Zacatecas se encuentre en con altos índice de inseguridad, por lo que anunció que luego de su triunfo electoral cambiará la estrategia de seguridad, a fin de regresarle la tranquilidad a los zacatecanos.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.