Por: Allie Ann

Que la pared de tu casa se vea bien no será el único beneficio que obtendrás al utilizar el papel tapiz creado por científicos del Instituto de Cerámica de Shanghai, en China. Su creación es capaz de detectar un incendio e incluso evitar que se propague y resistir ante él.

Actualmente la mayoría de los papeles decorativos están hechos de materiales altamente inflamables como fibras de celulosa vegetal o polímeros sintéticos, pero el creado por los investigadores chinos tiene como base materiales inocuos para el medio ambiente como la hidroxiapatita (principal componente inorgánico de los huesos y los dientes).

A temperatura ambiente el papel tiene un estado eléctricamente aislante pero cuando se somete al calor, pasa a un estado conductivo. Con ello logra, mediante un sensor termosensible que se coloca en la superficie trasera, activar una alarma con fuertes sonidos y luces de advertencia.

Dicho sensor, colocado mediante un proceso de fundición, tiene como base una tinta de óxido de grafeno a la cual se le agrega polidopamina, un material basado en la dopamina y presente en los organismos vivos. Esta combinación hace que el óxido tenga una temperatura de respuesta térmica mucho menor; responde al fuego en dos segundos y tiene un tiempo de alarma de más de cinco minutos.

El fondo de pantalla resistente al fuego tiene un color blanco, robustez mecánica y alta flexibilidad, se puede procesar en varias formas, teñir con diferentes colores e imprimir con una impresora comercial.

Los creadores creen que tiene aplicaciones prometedoras para salvar vidas humanas y reducir la pérdida de propiedades durante un incendio.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.