En una rueda de prensa previa a los dos conciertos que ofrecerá el miércoles y jueves (16 y 17 de mayo) en la Ciudad de México, el cantautor panameño Rubén Blades habló sobre la necesidad de los músicos de involucrarse en la política, a pesar de su rol como figuras siempre expuestas al escrutinio público.

El tour Rubén Blades con Roberto Delgado Salsa Big Band forma parte de la gira internacional del cantautor cuyas escalas en México incluyeron las ciudades de Monterrey, Guadalajara y Veracruz, para cerrar esta semana en el Teatro Metropólitan.

El compositor de la icónica canción de salsa “Pedro Navaja” dijo que los asuntos políticos son competencia de toda persona que forme parte de una sociedad organizada, pues en eso consiste precisamente hacer país.

Citado por La Jornada, el músico dijo: “El problema que tenemos ahora, es que los ciudadanos tienen que participar más en las decisiones relacionadas con la dirección que tomará la administración de sus sueños, y para eso hay múltiples posibilidades, y sí, me molesta que me digan que eso no es posible”.

Blades hizo alusión al periodo de septiembre de 2004 a junio de 2009, en el que fungió como Administrador General y Ministro de Turismo de Panamá, por lo que se vio obligado a hacer una pausa en su carrera musical. Fueron años en los que no se presentó en vivo y dejó de lado las grabaciones en el estudio con tal de comprometerse por completo con su país.

Aunque casi al cierre de este ciclo, en 2008, el máximo exponente de la salsa intelectual encontró la manera de combinar sus dos roles al presentar la gira Panamá se queda en ti, en la que promovía el turismo de su país, y a la vez se dio el gusto de volver a tocar en vivo después de años sin poder hacerlo. Esta gira promocional del destino centroamericano llegó a Italia, Holanda y España.

“Durante cinco años yo estuve en el gobierno y no hice disco, películas, giras, ni escribí canciones. Hay que ser implacablemente honesto y hacer las cosas como son para lograr cambios”, señaló.

Y añadió: “Es necesaria la formulación de un nuevo paradigma de administración pública y en eso trabajo en Panamá con otro compañero, en una Constitución que enuncie una nueva dirección nacional, la cual se fundamente en la realidad del siglo XXI y en la posibilidad de cada país, lo cual tendría efectos en educación, salud, justicia y nos haría entender que en una democracia tenemos derechos, pero también obligaciones”, destacó.

El abogado, político e icono de la salsa destacó que su trabajo ha consistido en crear crónicas que tienen que ver con la realidad de la ciudad. “La música, por lo general, en el género afrocubano o la salsa, siempre ha ofrecido el escape que todos necesitamos. Además, me he dado la oportunidad de documentar cosas como el amor –cuando comienza y acaba–, sobre la realidad o la existencia del ser humano en la ciudad”, señaló.

Sobre el desarrollo de su carrera como artista independiente señaló: “No tengo éxitos en la radio, no sé desde cuando, porque no tengo disquera y ni ando por ahí riéndome con todo mundo, así que quien me programa en emisoras lo hace porque quiere. Por eso me sorprende que la gente sea la que se ha encargado de mantener vivos temas como ‘Amor y control’, pues es una canción que no había vuelto a tocar tras la muerte de mi madre.”

Blades continuará con la gira junto a Roberto Delgado Salsa Big Band a lo largo de todo el año, y esta contempla una serie de presentaciones en Latinomérica, Estados Unidos y Europa.

Mientras viaja por el mundo, el inquieto músico –que cumplirá 70 años el próximo 16 de julio– continúa con sus actividades en el cine y la televisión, publica sus artículos de opinión en su blog La Esquina de Rubén y prepara cuatro nuevos discos: uno de música tradicional cubana con su alter ego Medoro Madera, otro de boleros al lado del grupo Editus, un tercero de música brasileña en colaboración con Boca Livre y, el cuarto, un disco de rock al lado del grupo Paraíso Road Gang.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.