Por: Allie Ann

Entre 1545 y 1550, territorio mexicano fue atacado por una epidemia que arrasó con gran parte de la población. Investigadores han descubierto la enfermedad –a la que se le conocía como cocoliztli– que provocó las muertes de miles de indígenas y españoles.

Un equipo de científicos del Instituto Max Planck para la Ciencia de la Historia Humana, del Instituto de Antropología e Historia (INAH), entre otras, encontraron evidencia de que esta epidemia fue resultado de la bacteria salmonella enterica. Los hallazgos se publicaron en la revista Nature Ecology & Evolution.

Los aztecas llamaban a esta enfermedad cocoliztli–peste, en náhuatl–, los españoles le decían “pujamiento de sangre”.

Los investigadores encontraron restos de dientes de individuos enterrados en un cementerio de Oaxaca, a partir de los cuales extrajeron el ADN y lograron identificar el virus.

Las enfermedades que vinieron con los españoles

Gracias a documentos históricos se sabe que los españoles llevaron enfermedades como viruela, sarampión, paperas e influenza al nuevo continente. Las descripciones históricas del cocoliztli incluían síntomas como hemorragias nasales, fiebres y erupciones en el cuerpo. Estas descripciones eran muy amplias, por lo que era difícil identificar la enfermedad.

Investigadores e historiadores notaron que el patógeno de salmonella no se había detectado en personas que habían muerto antes de la llegada de los españoles, por lo que concluyen que la enfermedad vino con ellos.

El cementerio de Teposcolula-Yucundaa

En este cementerio –ubicado en Oaxaca– se enterraban los cuerpos de quienes habían muerto en la epidemia. Los investigadores encontraron múltiples tumbas colectivas de donde tomaron las pruebas de ADN en las que se encontró la salmonella.

Una enfermedad más en la epidemia

Los científicos creen que aunque es posible que la salmonella haya provocado muchas muertes, no es la única responsable. Con la llegada de los españoles, los indígenas se vieron expuestos a condiciones de vida muy radicales, con poca higiene y una alimentación limitada, por lo que morían con mayor facilidad.

Deja un comentario