El ejercicio durante 30 minutos al día, tener una dieta balanceada, así como evitar fumar y consumir bebidas alcohólicas en exceso, minimizan la posibilidad de la diabetes, enfermedad que deriva en infartos cardiacos.

La Jurisdicción de Servicios de Salud, hace un llamado a las personas para que acudan de forma periódica al Centro de Salud de su localidad y se realicen estudios para diagnosticar enfermedades o factores de riesgo que predispongan un ataque cardiaco.

Entre las enfermedades que pueden predisponer a un infarto es la diabetes, por lo cual se exhorta a seguir de forma estricta el control de su enfermedad, pues desafortunadamente no se cura, además de que deteriora de forma progresiva órganos y tejidos del cuerpo humano.

La diabetes es considerada como el “asesino silencioso” pues las personas desconocen que la padecen debido a que no provoca síntomas.

Asimismo, cuando lo saben y no llevan un control adecuado ya que no se sienten mal, no toman en cuenta las complicaciones que pueden presentar.

Alguno de los principales síntomas son sudoración nocturna, constante sed, hambre frecuente, pérdida inexplicable de peso, visión borrosa, y en casos extremos cicatrización lenta de heridas.

El factor determinante para padecer diabetes es el sedentarismo, y para evitarlo, se estima que con solo 30 minutos de ejercicio diario se puede activar la circulación permitiendo de esta manera un estado más saludable del organismo. De igual manera se pide a la población distribuir sus actividades con el fin de evitar el stress.

La diabetes es una enfermedad que no presenta síntomas en sus inicios, por lo que es importante realizarse estudios de manera anual.

Si en la familia existen personas que la hayan padecido, de igual forma el tener sed de manera frecuente, cansancio diario, dificultad visual, pueden ser algunos signos que indiquen la presencia de la enfermedad.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.