Una grave acusación ha cimbrado al futbol mexicano y a escalas internacionales a raíz de la queja de Adalid Maganda, quien asegura que la Comisión de Árbitrosde la Liga MX no le permite ser árbitro debido a un tema de su color de piel.

El silbante señaló directamente al presidente del órgano, Arturo Brizio; el encargado del área técnica, Jorge Eduardo Gasso, y Julio Escobar, auxiliar de Gasso, quienes lo llamaron “pinche negro” según una entrevista del diario La Afición.

“Hace como 15 días tuvimos una reunión en su oficina. Fui a preguntarles el por qué mi situación y no me contestaron nada, solo me daban excusas. Le pregunté si era sobre mi color a Brizio y se echó una carcajada sarcásticamente”, contó.

Maganda debutó en 2015 a nivel mayor. Alternó entre compromisos de Liga, Copa MX y Ascenso hasta este Clausura 2018, donde solo estuvo presente en el Santos 1-0 Morelia de la Jornada 3 el 21 de enero del año en curso; desde entonces no volvió a tener actividad en ninguna división.

Deja un comentario