“Cuando fue jefe de gobierno, sus más cercanos colaboradores: Ponce, Bejarano, Imaz, recibiendo fajos de billetes en efectivo… Y va a decir, bueno, pero acabaron en la cárcel. Mentira, acabaron miren dónde, en su campaña, esto es de este proceso electoral”, dijo Ricardo Anaya, candidato de la coalición Por México al Frente.

Esto es lo que ha pasado con cada uno de los excolaboradores de Andrés Manuel López Obrador.

11491-cef587d4b964b38ef_040108_gustavo_ponce-4-fd-f.jpg

Caso Ponce: El 14 de marzo de 2014, tras 10 años de prisión, Gustavo Ponce (exsecretario de finanzas del DF), abandonó el Reclusorio Norte al obtener un amparo otorgado por el cuarto tribunal colegiado en materia penal de primer circuito.

Renuncia_PRD_Osmar_Leon-3-1-960x500.jpg

Caso Bejarano: René Bejarano Martínez, exdiputado de la Asamblea Legislativa del Distrito Federal (ALDF) y exoperador político de López Obrador, fue detenido la madrugada del 10 de noviembre de 2004.

Tras ocho meses recluido en prisión por la investigación que se derivó del escándalo de corrupción sobre los videos en los que aparece recibiendo dinero del empresario Carlos Ahumada, René Bejarano abandonó el 6 de julio de 2005 el reclusorio Sur luego de pagar una fianza de 171 mil pesos.

cig-690x483.jpg

Caso Imaz: Como probable responsable de delitos electorales fue declarado formalmente preso el 23 de abril de 2004 por el juez 11 con sede en el reclusorio norte, no fue internado en la cárcel ya que el delito del que se le acusó no es considerado como grave (la fianza fijada fue de 100 mil pesos). Por esta investigación pidió licencia como delegado de la delegación Tlalpan.

C_Up6dPUIAEX3Ec.jpg

La ahora candidata de Morena en la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum, anunció que en 2016 se separó de su esposo Carlos Ímaz.

En septiembre de 2017, Bejarano oficializó en un mitin que dejaría al PRD y se uniría a Morena para apoyar a López Obrador en su campaña electoral a la presidencia, junto con su esposa Dolores Padierna. Ambos renunciaron al PRD para unirse a Morena.

Tanto Bejarano como Ponce e Imaz fueron acusados de delitos con motivo de cárcel. Pagaron fianza y ninguno de los tres está hoy en día preso, todos fueron acusados y sometidos a un proceso de investigación.

Bejarano fue absuelto de los dos delitos federales (relacionados a lavado de dinero) en 2005, tras lo que pudo llevar en libertad el proceso del fuero común, por el que también fue absuelto en 2007.

De los tres, este último es el único que públicamente ha anunciado su afiliación a Morena y apoyo a la campaña de López Obrador para la presidencia es René Bejarano, junto a su esposa Dolores Padierna.

No hay pruebas de que Imaz y Ponce se hayan unido a la campaña de López Obrador a la presidencia en este proceso electoral.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.