Por: Allie Ann

¿Has notado que tu perro no hace sus necesidades en cualquier parte, sino que escoge muy bien el lugar? Curiosamente, cuando los perros defecan lo hacen de manera que el eje de su cuerpo esté alineado con respecto al campo magnético de la Tierra, demostrando que son altamente sensibles al magnetismo terrestre.

Un grupo de investigadores de la Universidad de Ciencias de la Vida en Praga observó a 70 perros de 37 razas diferentes al defecar y midió la posición de sus cuerpos con respecto al campo magnético terrestre. El estudio se llevo a cabo durante un periodo de dos años y la información se ordenó de acuerdo con las condiciones geomagnéticas prevalentes durante el periodo de muestreo.

Encontraron que cuando los perros se acuclillaban para excretar, espontáneamente alineaban su cuerpo con el campo magnético. Sin embargo, cuando las condiciones eran inestables, como cuando había una erupción solar, parecían confundirse y evacuar en cualquier dirección. Los resultados del estudio han sido publicados en la revista Frontiers in Zoology.

Los científicos desconocen el motivo detrás de este extraño comportamiento. Algunos sugieren que cuando los perros defecan, aprovechan la oportunidad para orientarse. No obstante, queda claro que son animales sensibles a los cambios sutiles en la polaridad, demostrando que tiene una función biológica importante. De acuerdo con los investigadores, el estudio podría abrir nuevos horizontes en la investigación de la magnetorreceptión.

Deja un comentario