Tanto ha prometido el político tabasqueño Andrés Manuel López Obrador que muchos le recuerdan sus falsas promesas como la del 21 de febrero del 2000, cuando se comprometió a mejorar las condiciones de 135 mil trabajadores del gobierno capitalino y no lo hizo.

Así lo recuerdan miles de trabajadores del ahora gobierno de la CDMX, quienes refieren que en aquella ocasión el oriundo de Macuspana, era el candidato a jefe de Gobierno del entonces Distrito Federal. Había logrado su registro sin cumplir con los requisitos de ley.

Refieren que en aquella oportunidad hizo cuatro compromisos muy claros: prometió la recuperación salarial cuando menos dos por ciento por arriba de la inflación, asimismo, prometió una política ascendente de basificación de eventuales, sobre todo con los de mayor antigüedad. También seguridad social permanente, vivienda, aguinaldos, elementos de trabajo y demás prestaciones.

López Obrador asimismo, prometió adicionalmente crear el Fondo de Vivienda para los Trabajadores del Gobierno Capitalino, sus palabras fueron “crearé el Instituto de Seguridad Social de los Empleados y Trabajadores al Servicio del Gobierno del Distrito Federal, es decir en (sic) ISSET-DF. Todos los trabajadores del gobierno cotizarán al Instituto y a cambio recibirán atención médica de segundo y tercer nivel, estudios y análisis clínicos”.

Los molestos empleados del GCDMX resaltan “de todos esos compromisos, ninguno lo cumplió durante los poco más de cinco años de gobierno. Se lo hemos dicho fuerte y quedito, en reuniones y en cafés: Andrés Manuel López Obrador, nos engañó”.

Revelaron que en su administración en el GDF, les quitó las horas extras, el cobro de pasajes, el pago de guardias, “perdimos el 85% de nuestras prestaciones y nos hiciste más pobres, también despidió a más de 10 mil trabajadores y a los jubilados los pensionó con 2 mil 500 pesos mensuales”.

Aseveraron “López Obrador nos convirtió en la clase trabajadora más precaria del país. En cambio para él, todos los gastos, no más basta recordar que  cuando tuvo un problema cardiaco, pagó 1 millón y medio de pesos en el Hospital Médica Sur”, de dónde sacó para cubrir sus deudas, tenía su “cochinito” o quien lo apadrina para cubrir sus cuantiosos gastos, entonces dónde quedó la honestidad y valentía que tanto pregona en sus discursos, “por qué no quiere someterse a su declaración de 3 por 3, que esconde, así es como él combate a la corrupción”.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.