Por: Allie Ann

Muchas personas creen que la Nutella es un alimento “saludable”,  ya que puedes obtener tu porción de dulce por la mañana sin ganar unos kilos e más. Pero odiamos decirte la verdad detrás de ese delicioso sabor: cuando se descomponen todos los ingredientes en la extensión de avellana, en realidad no es tan saludable. En realidad podría ser mejor comer un caramelo para el desayuno.

Un frasco de Nutella sólo contiene cinco ingredientes: cacao, aceite de palma, avellanas, azúcar y leche desnatada en polvo. Los anunciantes ponen de relieve el hecho de que es una deliciosa variedad de avellana sin colorantes artificiales ni conservantes, por lo que se siente bien al consumirla diariamente o al darla a tus hijos. Pero, lo que no dicen directamente es que más de la mitad del frasco es pura azúcar. ¡¿Qué?!

La etiqueta nutricional indica que cada tarro contiene 21 gramos de azúcar por 37 gramos de extensión. Entonces, el segundo ingrediente más utilizado es el aceite de palma, que es la grasa sólida. Así que en realidad no estás obteniendo tanta avellana.

Para promover la alimentación saludable, Ferrero, la empresa que hace Nutella, dijo: “Una de las creencias nutricionales de Ferrero es que las porciones pequeñas ayudan a las personas a disfrutar de sus comidas favoritas con moderación. El etiquetado de todos nuestros productos permite a los consumidores tomar decisiones informadas y ayuda a garantizar que Nutella se puede disfrutar como parte de una dieta equilibrada “.

Y bueno, eso sin mencionar que uno de sus principales ingredientes, el aceite de palma, es un gran enemigo de los bosques, sobre todo en África y Asia.

Su cultivo es uno de los principales motivos de que los orangutanes y demás biodiversidad selvática estén contra las cuerdas a causa de la previa deforestación practicada, que supone el fin de valiosos e irremplazables ecosistemas además de contribuir al agravamiento del cambio climático.

Pero hay que admitir que Nutella no es una firma díscola que se resista a cambiar, sino todo lo contrario, afirman desde asociaciones activistas como Greenpeace o Verité.

¿Greenpeace nos anima a consumir Nutella? No, señor. Simplemente puntualiza que Ferrero, el fabricante de Nutella, está haciendo grandes avances y actualmente compra aceite de palma de proveedores que operan con responsabilidad ambiental.

Así las cosas. Los consumidores decidirán mucho mejor con la información en la mano. Lógicamente, la palabra de Greenpeace no es ley, como tampoco puede afirmarse que Ferrero esté teniendo un comportamiento impecable. Eso sí, la capacidad de diálogo y los avances son un plus, no puede negarse.

De nuevo, estar informados es la mejor manera de hallar una respuesta. ¿Aceite de palma sí, aceite de palma no? ¿Solo si es sostenible, ni aún siéndolo? ¡Tú decides!

En cuanto a el punto de vista personal, considero mejor dejar de merendar la deliciosa crema de cacao, que seguir merendándonos ricos ecosistemas.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.