Algunos cerebros están conectados para reaccionar con furia

Por: Allie Ann

Con suficiente frustración, es normal y sano enojarte. Pero para una pequeña parte de la población, su propensión a salirse de sus casillas es tan grande que puede ser diagnosticada profesionalmente como ‘Trastorno Explosivo Intermitente’ (TEI).

El trastorno se caracteriza por episodios desproporcionados de furia, con la intensidad de respuesta siendo muy superior de lo que la provocación generaría.  Si alguien que conoces es propenso a la furia tras el volante, el abuso doméstico, aventar o romper objetos u otro tipo de berrinches, la Clínica Mayo dice que podría tratarse de TEI.

Los cerebros de las personas con TEI que indican que el comportamiento impulsivo agresivo no se trata simplemente de una ‘mala conducta’ sino un comportamiento con bases biológicas reales que puede ser estudiado y tratado.

Deja un comentario

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.