Escrito por Lic. Graciela Vallejo

El matrimonio es una ceremonia solemne,  en donde una pareja se da el sí, para confirmar su amor y lealtad a vivir juntos, a este respecto la ley civil establece los requisitos que deben cumplir  los novios para efectuar la celebración.

Sin embargo existen ciertos inconvenientes, que presentan las parejas, para llevar a cabo este acto ceremonial, tal es el caso de la inseguridad o miedos a no interactuar como parejas  y terminar en un divorcio repentino, por otro lado la falta de dinero es otro factor importante, por ello en la actualidad las parejas  deciden vivir en unión libre, con la idea de probar suerte para saber si tendrán una relación duradera y de ser así,  planear una boda a lo grande.

Para ello y promoviendo el matrimonio civil entre las parejas que así lo desean, las entidades federativas y los municipios se han dado a la tarea de llevar a cabo estas festividades colectivas y dar así la oportunidad a las parejas de tener una ceremonia matrimonial.

La convocatoria se hace con anticipación, la fecha para que todas las parejas se reúnan para casarse, es el 14 de febrero de cada año, los requisitos principales son ser soltero o libre de cualquier compromiso con anterioridad, presentar actas de nacimiento de ambos, identificaciones, comprobantes de domicilio y certificado médico prenupcial, el tramite es totalmente gratuito.

Esta modalidad ha tenido tonto éxito que ya se ha llevado a cabo en distintos estados de la República Mexicana, de hecho en muchos lugares al rededor del mundo.

No cabe duda que los tiempos cambian y que las que antes eran unas tradiciones o costumbres arraigadas, se han ido cambiando, algunas para bien como lo es el matrimonio colectivo, donde muchas parejas se concentran no solo para jurarse amor eterno, sino para cumplir su sueño de verse vestidos de novios al lado de la parejas que aman.

Me parece que este es un total acierto para las entidades y sus gobernantes, al regular y promover a las parejas a establecer familias y dar a la sociedad el ejemplo de constituirlas, porque el alza de divorcios va en aumento,  influenciando de alguna manera a las nuevas generaciones a  no casarse.

Deja un comentario