Por: Andrés Coria.

En los últimos años la NASA se ha enfocado en diseñar los planes para llevar al hombre a Marte en el 2030, sin embargo, en esta misma carrera se encuentra el visionario fundador de SpaceX, Elon Musk, quien asegura que podríamos colonizar Marte para el 2022. Uno de los puntos clave para la misión a Marte es la utilización de cohete de carga pesada como el Falcon Heavy. Tras varios meses de retraso, en febrero de este año el Falcon Heavy realizó su primer lanzamiento exitoso, marcando un hecho histórico para SpaceX. 

Más allá del asombroso lanzamiento, uno de los aspectos más relevantes de la misión fue que el Falcon Heavy se encargó de poner en órbita un Tesla Roadster rojo con un maniquí de astronauta llamado Starman.

Según un artículo de Cromo, un grupo de investigadores especializados en dinámica orbital analizó cómo será la órbita del Tesla Roadster durante los próximos millones de años. A pesar de que es imposible trazar dicha órbita con precisión, existe una probabilidad del 6% de que en un millón de años el Tesla regresa a la Tierra y se estrelle. Aunque esto puede provocar cierta preocupación, cabe mencionar que, además de la pequeña probabilidad de que el vehículo regrese a la Tierra, lo más seguro es que se consumiría en su entrada a la atmósfera.

spaceman 2.png

Cabe mencionar que a pesar de que el cohete Falcon Heavy propulsó al Tesla Roadster en dirección a Marte, la gravedad del Sol lo hará orbitar elípticamente entre Marte, la Tierra y Venus en un par de meses.

Al realizar un ajuste de los parámetros orbitales, el equipo concluyó que en un millón de años existe una probabilidad del 6% de que el Tesla colisione contra la Tierra y un 2.5% de que choque contra Venus. Por otra parte, en tres millones de años, las probabilidades de un choque contra la Tierra aumentan a un 10%.

Fuente.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.