El receptor abierto Danny Amendola detalló los factores que lo llevaron a dejar a los New England Patriots por los Miami Dolphins como agente libre esta temporada baja, indicando que luego de tres años de aceptar reducciones salariales la oferta del equipo fue significativamente inferior en comparación a otras que recibió.

“Llegué con mente abierta. Entiendo que Bill [Belichick] dirige un barco apretado, y no ha sido conocido por pagarle a sus jugadores, en verdad. Entiendo que le devolví dinero así podía jugar para él y mis compañeros y cumplir mi parte del contrato, pero al final del día, tenía fe en que iba a darme una oportunidad para quedarme”, declaró Amendola a ESPN.

“Cuando inició la agencia libre, me di cuenta que en verdad no se iba a acercar a ninguna de las otras ofertas que tenía”, sentenció. “Tuve que tomar una decisión por mi familia, ir a Miami y seguir mi carrera allí”.

Amendola, quien firmó un acuerdo por dos años y 12 millones de dólares con los Dolphins que incluyó 8.25 millones en bonos y dinero garantizado, estuvo en New England ya que fue invitado en el evento “Relay for Life” de la sociedad americana del cáncer en el Merrimack College en North Andover, Massachusetts, y ahí conversió con ESPN.

Cuando se dirigió a los asistentes al evento, Amendola reconoció a Belichick como el “mejor entrenador en haber dirigido”. En su entrevista con ESPN, Amendola también habló de cómo era desafiante jugar para Belichick por momentos.

“No es sencillo, eso es seguro. Es un ‘desgraciado’ por momentos. Había muchas cosas que no me gustaban de jugar para él, pero debo decir, las cosas que no me gustaban todas eran para mejorar al equipo y lo respetaba”, indicó. “No me gustaba practicar en la nieve, no me gustaba practicar en la lluvia, pero eso iba a hacernos un mejor equipo y eso iba a hacerme un mejor jugador. No fue sencillo y él fue el primero en admitirlo, en la ceremonia del anillo [de Super Bowl], que no era fácil jugar para él. Lo positivo era que estábamos en la ceremonia del anillo”.

View this post on Instagram

back in the LBK.

A post shared by Danny Amendola (@dannyamendola) on

Parte del éxito de los Patriots bajo la dirección de Belichick en la época del tope salarial ha sido mantener la disciplina financiera y construir una sólida clase media en la plantilla, y ese lado de negocios del juego es algo que Amendola dijo que aprendió al principio de su carrera cuando fue cortado por dos equipos distintos antes de jugar el primer partido como profesional.

Por su parte, Amendola señaló que la derrota de los Patriots ante los Philadelphia Eagles en el Super Bowl LII aún le duele, y que le dolió ver al esquinero Malcolm Butler en la banca en ese partido.

“Tengo mi opinión al respecto porque estaba allá afuera dejando mi sangre, sudor y lágrimas en el campo esa noche y uno de nuestros mejores jugadores no estaba en el campo”, confesó. “A decir verdad, no sé por qué. Pregunté, pero no recibí ninguna respuesta. No puedo tomar decisiones así, así que no necesariamente me preocupo por eso, pero sé que Malcolm es un gran jugador y que podía habernos ayudado a ganar. Por la razón que sea, no estuvo allá afuera. Va a jugar más fútbol americano en su carrera y va a ser un gran jugador por mucho tiempo”.

View this post on Instagram

Hair on fire

A post shared by Danny Amendola (@dannyamendola) on

Cuando se le preguntó si sentía que la decisión de Butler afectó a sus compañeros de los Patriots, Amendola respondió, “Sí, lo creo, de verdad. Nadie realmente recibió una explicación por ello. Es un hermano nuestro. Era un hermano nuestro ese año. Y odio ver a un chico que trabajó tan duro a lo largo de la temporada que no recibe la oportunidad de jugar en el partido más importante del año y no recibir una explicación por ello. Habiendo dicho eso, no sé cómo influyó el aspecto de los negocios en esa decisión. No sé cómo el aspecto personal influyó en la decisión entre él y Belichick. Pero como amigo, me habría encantado verlo en el campo ese día”.

Al tiempo que aseguró que siempre llamará a Boston su hogar, Amendola brevemente pareció conmovido cuando habló de su amistad con el receptor abierto de los Patriots, Julian Edelman, al tiempo que le agradeció por elevar su nivel de juego.

Amendola, quien se refirió al dueño de los Patriots, Robert Kraft, como “un amigo”, también habló con emoción de unirse a los Dolphins, indicando que ha pasado tiempo en las instalaciones del equipo previo al programa voluntario de temporada baja para así conocer mejor a algunos de sus nuevos compañeros. Amendola ya ha atrapado pases de los mariscales de campo Ryan Tannehill y Brock Osweiler, junto con muchos jugadores de posiciones de habilidad del equipo, en una ubicación distinta.

El entrenador en jefe de los Dolphins, Adam Gase, ha hablado sobre cambiar la cultura en Miami, y firmar a Amendola, de 32 años de edad –quien dijo que ve que la ventana de su carrera se cerrará en los próximos tres o cuatro años– ha sido parte de ese enfoque.

“No soy el tipo más viejo del equipo, pero he estado en la liga por un rato, y sé qué se necesita para ganar un campeonato, sé qué se necesita para tener una atmósfera exitosa”, señaló Amendola. “Estoy realmente emocionado por compartir mi conocimiento en ese aspecto, ser un buen compañero, lo que me pidan hacer, y tratar de atrapar tantos pases como sea posible. Es una gran oportunidad para hacer nuevos amigos y explorar otros caminos. Estoy realmente emocionado por seguir jugando”.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.