El Gobierno de la Ciudad de México no suspenderá sus programas sociales porque ello puede generar un estado de vulnerabilidad, aseveró el secretario de Gobierno y encargado de despacho, José Ramón Amieva Gálvez, por lo que instó a denunciar ante la Fiscalía Especial para Delitos Electorales de la Procuraduría General de Justicia y las contralorías locales cualquier irregularidad que las personas detecten con el fin de que sea investigada.

Si un ciudadano o partido tiene algún hecho sustentado que denunciar, pues que lo hagan. Estamos abiertos, incluso, a cualquier auditoría o vigilancia que quiera realizarse, retó.

Entrevistado luego de inaugurar la décima edición de la Feria de las Culturas Amigas en el museo del Arzobispado, aclaró que se informó a los institutos electorales de la Ciudad de México y al nacional sobre los programas sociales que tienen el gobierno capitalino y las delegaciones, así como los padrones y esquemas de entrega que son públicos.

Al preguntarle sobre la exigencia de Morena de que se retiren los programas sociales de compra de voto que llevan a cabo delegaciones como Coyoacán, Gustavo A. Madero y Venustiano Carranza, Amieva Gálvez aclaró que no hay tales, sino apoyos y procesos electorales, “estos últimos regulan el esquema de entrega de los primeros.

Los programas sociales tienen un presupuesto, a quién y en qué momento se entregan. Además, cuentan con reglas que todos los empleados de gobierno, las y los servidores públicos, debemos atender; es decir, éstos no deben promocionar a personas, partido o incitar el voto, defendió.

Remarcó que el gobierno capitalino cuenta con las herramientas necesarias para que los programas sociales continúen. Obviamente, previo a la elección no se hará ninguna entrega, pero las personas sí recibirán todos los apoyos y los derechos en tiempo.

El secretario de Gobierno aprovechó para enviar un mensaje a Morena sobre el propósito del pacto de civilidad. El principio que tenemos como gobierno para participar en ese acuerdo es la neutralidad. Nosotros vamos a ser neutrales, no sólo a respetar, sino a promocionar el cumplimiento de las disposiciones electorales.

–En las imágenes de actos que ha tenido el ex mandatario capitalino Miguel Ángel Mancera, aparecen dos de sus colaboradores en la jefatura de Gobierno, ¿ya renunciaron?

–Le soy sincero, soy encargado de despacho, pero soy secretario de Gobierno. No he tenido la oportunidad de conocer cuál es el estatus de las personas que trabajan en jefatura. Como ustedes han visto, he sido muy respetuoso, nada más he acudido al salón Oval, ese ha sido mi contacto con el otro edificio (Antiguo Palacio del Ayuntamiento).

Amieva Gálvez reiteró que la designación del jefe de Gobierno de la Ciudad de México depende de los diputados. No lo llamaría ratificación, es un proceso de determinación que tiene la Asamblea Legislativa, ya definió los tiempos y los medios, yo dejo que determine quién será la persona y nosotros seguimos aquí en las acciones de encargado de despacho, precisó.

Deja un comentario