Por: Jorge Pérez Naitoh

La gran mayoría de nosotros estamos acostumbrados a ir al médico hasta que nos enfermamos o por alguna emergencia, ¿será que no podemos hacer nada antes de enfermarnos?.

Más allá de los cuidados que uno puede tener consigo mismo como tener una dieta balanceada, ejercitarnos e intentar alejarnos del estrés, la verdad es que no podemos hacer mucho más para cuidar de nuestra salud. O por lo menos eso pensaríamos.

La medicina está evolucionando de tal manera que estamos atrapados en medio de un cambio de paradigma de la práctica de la medicina: cambiar de la medicina correctiva a un paradigma de medicina predictiva. La medicina correctiva se refiere a la práctica de “curar” al paciente hasta que se enferma, mientras que la medicina predictiva acude a nuevas tecnologías que nos ayudan a detectar una enfermedad antes de que ésta se manifieste.

Existe una ola de desarrollo de dispositivos médicos de diagnóstico cuyo propósito principal es la detección muy temprana de enfermedades por medio de tecnologías como la nanotecnología, los biosensores y algoritmos de aprendizaje rápido. Además, muchos de éstos dispositivos buscan ser mínimamente invasivos, de manera que funcionan con muestras tomadas del paciente.

Biosensores

Un biosensor es un sistema de detección que por lo general consta de una parte biológica y otra electro-química. Un biosensor que quizás conozcas es el medidor de glucosa. Éstos funcionan mediante una enzima (una proteína) que metaboliza la glucosa. Las tiras reactivas de los detectores de glucosa contienen un agente que reacciona con esta enzima produciendo una corriente eléctrica. Esta corriente se mide y es proporcional al nivel de glucosa en sangre. La tecnología de los biosensores existe desde hace algunas décadas, pero hoy en día son cada vez más sofisticados y pueden detectar biomoléculas cada vez más específicas. El futuro de los biosensores va enfocado principalmente a la detección muy temprana de cáncer mediante sensores mínimamente invasivos, así como a la detección de enfermedades virales como la influenza. La idea es que estos sensores nos avisen en cuánto detecten la biomolécula relacionada a ciertos padecimientos, lo que haría su tratamiento mucho menos complicado. Te recomiendo buscar información acerca de la empresa Miroculus, de la que por cierto uno de los miembros fundadores es mexicano. Esta empresa se dedica a la detección temprana y diagnóstico mediante detección molecular de microfluídica. Otro ejemplo es la detección temprana de glaucoma para que los pacientes no pierdan la vista; este estudio se llevó a cabo en el Instituto Nacional de Rehabilitación de la Ciudad de México.

Algoritmos de aprendizaje rápido

El poder computacional durante las últimas décadas nos ha permitido desarrollar aplicaciones que parecerían de ciencia ficción. Hoy estamos ante la posibilidad de que una computadora “aprenda” cuando se le muestran patrones de comportamiento. Si extrapolamos esta habilidad a la detección de enfermedades, nos va a ser posible predecir enfermedades antes de que lleguen. Las primeras aplicaciones de este tipo de algoritmo se están viendo en la predicción de infartos, por ejemplo. Existen centros de investigación que toman lecturas de electrocardiógrafos de pacientes sanos y enfermos y se los alimentan a un programa de computadora. La computadora ya puede detectar con algunos minutos y a veces hasta horas de anticipación un infarto. Este estudio se llevó a cabo en la Universidad del Sur de California utilizando un parámetro conocido como la frecuencia intrínseca de un trazo de electrocardiógrafo y se encuentra en validación para su uso en clínica.

Es fascinante el avance que ha habido en el campo de la medicina, ¿qué otro desarrollo se te ocurre a ti?

Pie de foto: Jorge Soto, mexicano y co-fundador y CTO de Miroculus.

Biografía

Mi nombre es Jorge Pérez. Soy ingeniero biomédico de formación y científico y emprendedor por vocación. Desde pequeño me ha apasionado la ciencia y la tecnología y hoy en día me dedico a emprender en ciencia. Soy director de innovación en inMateriis y socio fundador de Euphonia, iniciativas que nacen desde la ciencia aplicada a resolver problemas de todos los días. Me puedes seguir en @jorgenaitoh

El microscopio es una columna dedicada a revisar una “laminilla” a la semana en donde intentaré proporcionarle al lector una divertida y fresca manera de aprender acerca de diversos temas de ciencia y tecnología.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.