Por: Allie Ann

Mientras nadaba cerca de la Isla de Komodo en Indonesia, la buza Penelope Bielich descubrió a una de las criaturas más escurridizas del océano – un tiburón de boca ancha (Megachasma pelagios) – y consiguió graba un video de éste.

Este inusual tiburón fue descubierto en 1976 cerca de las costas de Hawái, su nombre (realmente descriptivo) se debe a que tiene una gran boca y tiene un grupo de manchas que la mandíbula inferior que brillan en la oscuridad para ayudarle a atraer presas. Llegan a crecer hasta 5.5 metros.

Su alimentación es de filtro, es decir nadan lentamente con la boca semi abierta capturando plancton, peces pequeños y crustáceos; viven tanto en agua profundas como superficiales. Además de esta información los científicos no han podido averiguar mucho más acerca de ésta especie debido a que sólo se han reportado 100 avistamientos.

Por suerte, gracias al video, podemos observar a ésta criatura marina:

Deja un comentario