El encargado de despacho de la Dirección General del Sistema de Transporte Colectivo (STC), Jorge Jiménez Alcaraz, dio a conocer que en esta administración se ha logrado reducir las fallas cotidianas en el servicio y los índices de incidencias

Tras presentar un balance sobre interrupciones del servicio en la red, indicó que muchos trenes presentan muestras de envejecimiento y los insumos entran en etapas de obsolescencia, aun así se ha invertido en reparaciones y mantenimiento para mitigar riesgos.

Comentó que en el 2013 se registraron un total de 6 mil 814 fallas, en el 2014 fueron 7 mil 128, en el 2015, 6 mil 203; en el 2016, 6 mil 194; y en el 2017, 5 mil 264. Mientras que en el periodo de 2001 a 2006 se presentaron un total de 246 incidencias, de 2007 a 2012 fueron 349, y de 2013 a 2018 se han registrado 218.

Apuntó, “cuando se presenta humo en las estaciones, significa que existe algún tipo de falla en un carro de tren, por lo que automáticamente se refleja en los controles que lleva el conductor y en ese momento entran en funcionamiento los sistemas automáticos para trasladar el convoy a reparación”.

En ese sentido, dijo que es importante cambiar periódicamente las zapatas, cuya durabilidad es de 9 meses aproximadamente. Cada año se consumen aproximadamente 80 mil piezas de este tipo para los 200 trenes neumáticos asignados en las 10 líneas que usan este tipo de convoyes.

Explicó, las zapatas son de madera y se tratan con sal de axiacetileno y aceite de cacahuate, detalló, lo que las hace no flamables, aunque sí generan humo cuando se desgastan.

Resaltó “ha habido una reducción considerable en el número de incidentes, no sólo en número sino también en los minutos que nos impactan en la operación y servicio. Estas cifras son reales, son objetivas, nosotros contamos con una gerencia de incidentes relevantes donde se valoran, se analizan con detalle cada incidente que ocurre en línea: las causas, sus defectos, si traen una falla humana o un problema de mantenimiento”.

Añadió, para detectar y atender anomalías al interior de las estaciones, como hechos delictivos, riñas u objetos arrojados de manera intencional a las vías, se trabaja en conjunto con el Centro de Comando, Control, Cómputo, Comunicaciones y Contacto Ciudadano (C5), la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) y la Procuraduría General de Justicia de la Ciudad de México (PGJ).

Adelantó, que el STC está pendiente de la asignación de recursos por parte del gobierno federal para concretar la compra de trenes derivado de la Ampliación de la Línea 12, que correrá de Mixcoac a Observatorio, “actualmente en la Línea 12 tenemos 30 trenes, pero con 3 estaciones más el mínimo de trenes adicionales es de 6 para conservar el mismo intervalo con el que damos servicio de Tláhuac a Mixcoac. Sin embargo, la Secretaría de Hacienda y Crédito Público no ha definido cuándo entregará los recursos para esta compra”.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.