Por: Roberto de la Madrid

¿El mundo es ahora más seguro o más peligroso? Eso no lo sé. Lo que sé es que el presidente de Rusia, Vladimir Putin presentó, según él, las armas más increíbles de todos los tiempos, con las que afirmó que Rusia, es la potencia que nadie puede vencer. Explicó que sus nuevas súper armas tienen el poder de aniquilar a Estados Unidos y Europa, sin que se puedan defender.

Aplausos y más aplausos, boquiabiertos y sorprendidos, se quedaron entonces, cientos de sus correligionarios, políticos y ajenos, que invitó Putin a su 14 informe anual ante la Asamblea en Moscú. La sensación que percibí era la de alabar a Rusia como el mejor país del mundo, al puro estilo de la antigua Unión Soviética, o aún más… Escúchenme bien, dijo Putin, para que el planeta se enterara: “Como ven, no tuvimos ningún secreto de nuestros planes. Hablamos de ellos abiertamente para, ante todo, llamar al diálogo a nuestros socios (se refería a EUA y a occidente). Lo repito, lo dijimos ya en 2004. Pero nadie realmente quería hablar con nosotros. Nadie nos escuchaba. ¡Escuchen ahora!”. Y entonces procedió a presentar de forma majestuosa, una tras otra, sus armas invencibles.

El sistema ‘Sermat’, uno de sus orgullos tecnológicos, es un sistema de misiles intercontinental con alcance ilimitado, que según Putin, hace inútil el —pobre— escudo antimisiles de Estados Unidos y de la OTAN. La segunda arma increíble es el misil llamado ‘Vanguardia’ o ‘Avangard’ capaz de alcanzar velocidades hipersónicas para que nada lo intercepte. La tercera arma de miedo, es la que se llama ‘Daga’, o ‘Kinzhal’ en ruso, capaz de llevar cargas nucleares por 2,000 kilómetros. Es un misil que se lanza desde un avión, y que supera 10 veces la velocidad del sonido.

El mandatario ruso además presentó un video de un ataque contra EUA, donde sus súper misiles burlan la defensa, se dividen en muchas bombas y caen sobre Florida. Obviamente, la reacción de EUA fue inmediata. “Fue lamentable ver el video animado que mostraba un ataque nuclear a Estados Unidos.

Quiero decir, esto es algo que ciertamente no disfrutamos ver. No lo consideramos como el comportamiento de un actor internacional responsable”, contestó el Departamento de Estado estadounidense.

Que además denunció que Rusia, con sus nuevas armas, está violando los tratados internacionales. Rusia, sin embargo, contesta que la presentación de su armamento del futuro, no lo hace con ningún tinte bélico ni agresivo —no, para nada—, sino por el contrario, como respuesta a la agresión de EUA y sus aliados europeos que a través de la OTAN, han rodeado con misiles el territorio ruso, apuntándole a las sienes y al corazón: el Kremlin. Y también como respuesta a la doctrina nuclear que presentó Washington DC hace unas semanas (como informé en esta columna, con la que renovará su arsenal y con la que obtendrá armas nucleares chiquitas porque dice que Rusia las tiene). ¡Qué caos!. “Estamos muy preocupados por la nueva postura nuclear de Estados Unidos que reduce el punto de referencia para el uso de armas atómicas. Estas armas (las nuevas rusas) se pueden usar en respuesta a un ataque convencional o incluso a una amenaza cibernética”, finaliza Putin.

¿Qué pasará ahora que Rusia tiene estas armas?, ¿cómo responderá EUA?, ¿qué pasará con la paz mundial?. Lo primero que hay que aclarar es que Putin presentó estas súper armas, a dos semanas de las presidenciales donde compite para su reelección. Ay, suena a política. Dos, esto parece distraer que Rusia tiene 20 millones de pobres y que su economía al contrario de sus súper armas, no tiene nada de súper, hay pobreza, desempleo e inflación. Tres, está probado y comprobado que tener una arma nuclear, no sirve para atacar, nadie está dispuesto a estallar al planeta entero. Cuatro, a Estados Unidos parece no haberle importado el súper anuncio de las súper armas de la súper Rusia. Justo está enviando armas a Ucrania, frente a Rusia, cañones sobre todo, por varias decenas de millones de dólares, para preparar a los ucranianos y apuntarle a los pro-rusos en las zonas en disputa.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.