DOBLEGADO.- Si el presidente Enrique Peña Nieto ordenó en respuesta al diferendo del gobierno de Chihuahua con la administración federal la entrega de 700 millones de pesos correspondientes a recursos extraordinarios que se alegó no fueron transferidos a la entidad en 2017 mediante el ramo 23, violó la Ley Federal de Presupuesto y Responsabilidad Hacendaria.

A la vez son cómplices de la violación de dicha ley los secretarios de Gobernación, Alfonso Navarrete Prida y de Hacienda, José Antonio González Anaya, por firmar, el primero, un acuerdo político con el gobernador Javier Corral  para evitar un conflicto mayor, y el segundo,  por entregar el dinero (Hacienda depositó 450 millones de pesos el día 12 y el resto está pactado para el 5 de marzo), tal y como se les ordenó. Esta ley establece que una vez que se hace el cierre presupuestal, contemplando todos los gastos hasta el 31 de diciembre, ya no puede hacerse uso de recursos de un año que ya terminó, declaró a Milenio Diario Aristóteles Núñez,  ex jefe del Sistema de Administración Tributaria (SAT).

Además, el presupuesto de egresos de 2018 no contempla la entrega de 900 millones o cualquier cantidad al gobierno de Chihuahua. Para el ex funcionario el acuerdo es discrecional, producto de una negociación política sin ningún compromiso con la transparencia, pues se pactó la entrega de recursos quien sabe para qué fines. Pero resulta que Hacienda no solo entregará a Chihuahua los 700 millones de pesos reclamados, sino 200 millones más correspondientes a otros convenidos pendientes que se encontraron (informó en conferencia de prensa su titular, González Anaya).

Si como señala el ex titular del SAT esos 900 millones no están considerados en el presupuesto de egresos de 2018, ¿de dónde van a salir? ¿Acaso el presidente Peña Nieto recortará presupuesto a programas de desarrollo social y combate a la pobreza, a salud, educación, infraestructura, comunicaciones, o disminuirá el monto de las transferencia de recursos extraordinarios a los estados? Lo primero sería insensato y criminal dadas las carencias que padecen millones de mexicanos y los rezagos que hay en el país, y lo segundo temerario, pues generaría conflictos similares al de Chihuahua. Ante un problema que crecía el gobierno federal dobló las manos y si hubo chantaje o no, la presión política de un gobierno estatal lo llevó a violar la ley. Aristóteles Núñez fue claro al señalar que debe tratarse de un nuevo convenio y deben ser recursos de 2018; no se pueden ocupar recursos de 2017, so pena de que la autoridad fiscal o la  hacendaria sean sujetas de una revisión y de algunas observaciones de la Auditoría Superior de la Federación.

CORRUPCIÓN.-  La afirmación que hizo en septiembre de 2017 la arqudiosis primada de México de que “la corrupción ha llegado a niveles inimaginables que han hecho de la presente administración una lucrativa empresa, con filiales y subsidiarias, que enriquecen ilícitamente a unos pocos”, tiene vigencia el día de hoy. La Auditoría Superior de la Federación reportó hace unos días  que Al fiscalizar la cuenta pública de 2016 observó un posible daño al erario por 6,879 millones de pesos en servicios supuestamente contratados para consultorías, asesorías y servicios relacionados; realización de estudios técnicos, y ejecución de tareas de supervisión. En su momento la arquidiosis se refirió en el semanario Desde la Fe a otro reporte donde la auditoría superior señaló a “once dependencias del gobierno federal que otorgaron contratos ilegales por casi ocho mil millones de pesos, en complicidad con ocho universidades públicas”.

CALENTAMIENTO.- Causa alarma entre investigadores del Centro de Ciencias de la Atmósfera de la UNAM y de la Organización Meteorológica Mundial, la tendencia  ascendente de la temperatura superficial del planeta que en el 2017 fue de 1.1 grados. Alertan que si se sobrepasan dos grados puede haber cambios irreversibles en el sistema climático, y, lo más grave, es que hay proyecciones de hasta cuatro grados. Los años 2015, 2016 y 2017 son los tres más calurosos desde que existen registros. La universitaria Paulina Ordóñez Pérez explicó que en la historia del planeta se tienen registros de cambios climáticos naturales, que tuvieron una transición lenta en comparación al cambio climático actual, que es muy abrupto. Los datos con que se cuenta dan solidez al concepto del Antropoceno, que describe una era en donde el ser humano ha perturbado, hasta su modificación, al planeta y su clima.

INSUFICIENCIA.- Aunado al desperdicio de agua que se da mayormente en el sector agropecuario y el ámbito doméstico, de los 657 mantos acuíferos que hay en el país, 104 son sobreexplotados y están contaminados; 40 presentan degradación y 33 intrusión salina. En la Cámara de Diputados se conoció esta información durante el foro “Agua para todos, administrada por el pueblo”, en el que el presidente de la Comisión de Reforma Agraria, Jesús Serrano Lora (Morena) destacó que México dispone del 0.1 por ciento del agua total del Mundo, por lo que la mayor parte del territorio es zona desértica y el recurso hídrico siempre será escaso. En 2015, con 117 millones de personas la disponibilidad media por habitante se calculó en 4 mil 28 metros cúbicos, y para el 2030, con el crecimiento demográfico y el deterioro de los cuerpos de agua, será menor.

Deja un comentario