El diputado local Paulo César Martínez López, planteó la necesidad de garantizar la seguridad de los usuarios del transporte privado, de ahí que se emitiera un exhorto al gobierno de la Ciudad de México realizar las modificaciones al Reglamento de la Ley de Movilidad de la Ciudad de México.

Consideró que se debe transparentar los datos y el padrón de socios conductores de las distintas plataformas que ofrecen el servicio de taxi y regular a las empresas, de tal forma que cumplan con los mismos requisitos con los que operan los taxis públicos.

Indicó que los prestadores del servicio de taxi convencional deben de contar con un sistema de pago de derechos para hacer frente a la competencia establecida con empresas que usan aplicaciones móviles. 

Expuso que también se deben establecer protocolos para el reclutamiento y control de conductores, el cual incluye realizar pruebas psicotrópicas. Además, las aplicaciones incluyan un botón de pánico vinculado a los sistemas de emergencia de las autoridades policiacas de la Ciudad de México.

Comentó que de igual forma, se debe obligar a los choferes de transporte privado a compartir con las autoridades las listas de socios conductores que han sido dados de baja por algún comportamiento contrario a la ley.

Asimismo, la Diputación Permanente de la ALDF solicitó a la Secretaría de Movilidad (Semovi) un informe sobre el monto y composición del fondo del taxi, así́ como el uso y destino de las aportaciones que hacen empresas del servicio de taxis privados.

Deja un comentario