La industria fílmica en Estados Unidos está atravesando un importante sino: los escándalos de acoso sexual por parte de productores y actores, a modelos y actrices, que motivaron el movimiento virtual #MeToo, se han dado de forma paralela a un importante cuestionamiento: el del lugar de las mujeres, en esa industria en particular, y en todas las actividades productivas.

Hoy más que nunca el papel de la mujer y de lo femenino tiene una importancia crucial en cualquier empresa humana. La lista histórica de premiados por la Academia puede ser un buen ejemplo de la exclusión de la mujer que impera en la industria.

En sus más de 90 años de historia, sólo cinco mujeres directoras han sido nominadas a un premio a la categoría Mejor Director, y sólo una lo ha recibido. En contraste, ¿cuántas mujeres habrán dirigido imponentes películas en ese mismo periodo?

Sin ir muy lejos: en 2003, el filme Monster, dirigido por Patty Jenkins, se llevó un Óscar a Mejor Actriz para Charlize Theron, su protagonista; pero no hubo nominación ni mención para su directora.

En 2016, Andrea Arnold dejó uno de los mejores filmes del año; una imponente road movie que atraviesa geográfica, social e históricamente el territorio estadunidense, desde el punto de vista de un grupo de jóvenes que se dedica a vender artículos casa por casa. Hablamos de American Honey. No hubo reconocimiento por parte de la Academia.

En la lista de nominados de este año, sin embargo, se encuentra una mujer: Greta Gerwig por Lady Bird, su debut como directora. Se trata un retrato psicosocial de los suburbios californianos, llevado a partir de la visión de su protagonista: Christine McPherson, alias Lady Bird.

Para una película independiente como esta, los resultados que ha tenido desde su estreno han sido importantes: ha recaudado desde su estreno en salas estadounidenses USD$48 millones, comparados con los 10 millones que costó hacerla.

Fue elegida por la revista Time como una de las mejores del 2017; y además de su nominación a Mejor Director, la película también se adjudicó nominación en las categorías de Mejor Película, Mejor Actriz, Mejor Actriz de reparto y Mejor Guión Original.

¿Pero qué otras mujeres han sido nominadas al Óscar como Mejor Director? La más reciente, anterior a Gerwig, fue Kathryn Bigelow, por su filme bélico del 2008 The Hurt LockerElla ha sido la única mujer en ganar el preciado galardón.

Sofía Coppola, hija de Francis Ford, fue la tercera mujer en ser nominada a la estatuilla dorada por sus dotes como directora. El filme responsable fue el que protagonizaron Bill Murray y Scarlett Johansson en 2003; Lost in Translation. Aunque Coppola no se ganó el Óscar a Mejor Director, se llevó el de Mejor guión Original.

Una década completa pasó entre Sofía y su antecesora en la historia de los premios: en 1993, Jane Campion estuvo entre la lista de considerados al premio, aquella vez por su filme The Piano: la historia de una mujer muda que es obligada a casarse con un hombre que no ama. Aunque la Academia no le otorgó la estatuilla dorada, en el Festival de Cannes de ese año Campion fue reconocida con la Palma de Oro. Fue la primera mujer en ganarla.

Y la primera mujer en toda la historia de nominaciones al Óscar a Mejor Director fue Lina Wertmüller. Esto ocurrió en 1976, por su filme Seven Beauties: la historia de un italiano que escapa de la trinchera de la Segunda Guerra Mundial, y es capturado como desertor por los alemanes.

Como puede advertir el lector, la incidencia de las mujeres en esta preciada categoría, históricamente sólo contemplada para los hombres, ha sido mayor en años recientes. Por lo cual podemos intuir que la tendencia continúe en el futuro, y nuevas voces, nuevas mujeres, sean reconocidas en este ámbito. El cuatro de marzo de 2018 se celebrarán los 90 premios Óscar, ahí una vez más, habremos de asistir a una de las ceremonias más mediáticas y queridas del cine estadunidense; ceremonia en la que la quinta mujer en su historia puede ser premiada.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.