Por: Allie Ann

Contrario a lo que se creía, nuestro satélite natural no sólo resguarda agua en algunos puntos y está presente a cualquier hora del día. Esto no significa que se pueda tener acceso fácil a ella, de acuerdo con un estudio publicado en Nature Geoscience.

“Encontramos que no importa a qué hora del día ni a qué latitud nos fijemos, la señal que indica que el agua siempre parece estar presente”,
JOSHUA BANDFIELD, INVESTIGADOR PRINCIPAL ESTUDIO EN EL SPACE SCIENCE INSTITUTE DE BOULDER EN COLORADO, ESTADOS UNIDOS

Anteriormente, estudios habían detectado más agua en las latitudes polares. Ahora, algunos investigadores propusieron que las moléculas de agua pueden ir de un lado a otro –a través de la superficie lunar– hasta que entran en trampas frías cerca de los polos de la Luna.

El descubrimiento: agua en varias regiones de la superficie lunar

La investigación sugiere que está presente como OH, también conocido como hidroxilo, una sustancia más reactiva que el H2O.

El OH no resulta tan útil como el agua, pues primero tiene que ser extraído de los minerales para poder usarse. Así que los científicos siguen investigando si la sustancia en realidad es agua, hidroxilo o una mezcla de ambos.

Aunque tampoco se sabe de dónde proviene esta sustancia y comenzaron a especular –creen que se originó a partir de asteroides que se impactaron con la Luna hace cuatro mil millones de años o por el viento solar–, este descubrimiento puede ayudar a comprender el origen del agua lunar si es que ésta podría utilizarse como un recurso.

Deja un comentario