Por: Allie Ann

¿Te ha pasado que tus redes sociales están invadidas por fotos de personas ejercitándose? Subir selfies realizando actividades física se ha vuelto una tendencia en muchos sitios como Instagram, pero tal parece que tiene repercusiones en cómo de ven las personas a sí mismas.

Un estudio, realizado por la profesora Tricia Burke, de la Universidad Estatal de Texas, y Stephen Rains, de la Universidad de Arizona, analizaron el impacto que tienen estas fotografías en el autoestima de personas activas en redes sociales.

En la investigación se entrevistaron a 230 personas y se les preguntó sobre la percepción que tenían de su cuerpo, peso, capacidad física y la tendencia a compararse con otros.

Los investigadores descubrieron que aquellos que pasaban más tiempo viendo este tipo de fotos, solían preocuparse más por su aspecto físico y en algunos casos esto venía acompañado de una disminución de su autoestima. Cuando el espectador se sentía similar a la persona en la foto, era más propenso a comparar su tamaño y peso con este.

Sin embargo, la investigación también demostró que una parte de los entrevistados se motivaban con estas imágenes. Al ver contenidos de una vida sana, se sentían inspirados a cambiar sus hábitos.

Según la profesora Burke, cientos recorren las redes sin darse cuenta de que el contenido puede afectar la actitud y percepción personal. Aunque el impacto es diferente dependiendo de la persona, es importante tenerlo en cuenta para tratar de crear y seguir a personas con contenidos motivadores que promuevan el bienestar.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.