Se cumplen 20 años de la muerte de Ramón Bravo y la mejor manera de recordarlo es preservando los océanos, respetando su vida marina, sus especies y sobre todo el arrecife mexicano, tan importante para el ecosistema en la zona, consideró el buzo Alberto Friscione.

En conmemoración por el 20 aniversario del fallecimiento del famoso oceanógrafo, comunicador, investigador, ecologista, científico, camarógrafo y escritor mexicano, Ramón Bravo Prieto, el ayuntamiento de Isla Mujeres llevó a cabo un homenaje en su honor.

La ceremonia la encabezó María de los Ángeles Vallejo de Bravo, última pareja del buzo, e incluyó depositar una ofrenda floral en su estatua de bronce mientras se recordaba su gran trayectoria como investigador submarino, contribuyendo a documentar la cueva de los tiburones dormidos, descubierta por buzos locales.

En un comunicado, se informó que entre sus trabajos destacan los documentales “Buceando entre tiburones”, “Buceando en el Polo Norte” y los libros “Un tesoro bajo el mar”, “El cenote de la carnada”, entre otros.

Al respecto, Antonio Coronado Rojas, secretario general del ayuntamiento, aseguró que para el gobierno municipal es de gran importancia homenajear a personajes que, a lo largo de los años, han aportado sus conocimientos para la mejora de Isla Mujeres.

Entrevistado al respecto, Alberto Friscione recordó que Ramón Bravo dejó un legado muy importante al dar a conocer al mundo las bellezas marinas del Caribe y que ahora corresponde preservarlo al máximo.

“Seguimos sin entender que el mar es una fuente agotable de recursos, que se está agotando”, añadió.

En ese sentido, consideró que se debe respetar a la naturaleza y hacerle caso, “darle un respiro” y sobre todo cuidar el entorno marino.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.