Los morenos protestan de todo y por todo. Durante 30 años diez mil trabajadores capitalinos lucharon por obtener la basificación y otros diez mil para estar en nómina ocho después de laborar como voluntarios.

Esta medida adoptada por el jefe de gobierno de la Ciudad de México, Miguel Ángel Mancera Espinosa la descalificaron los morenos. Primero fue el coordinador en la ALDF, Cesar Cravioto, alfil de Martí Batres y después fue la protegida del mesías tropical, quien advirtió que de ganar la jefatura de gobierno revisará si esas basificaciones se hicieron conforme a la ley.

Más allá de esas advertencias, los trabajadores  del Gobierno de la Ciudad de México, deberán  pensarlos dos veces al emitir su voto el próximo primero de julio, pues de ganar la protegida del ya sabes quién,  también corren el riesgo de que les reduzcan sus salarios y prestaciones sociales para echar andar otros programas sociales que traen en mente.

Cosa de recordar que cuando el mesías tropical fue jefe de gobierno durante 2000-2006, redujo hasta en un 85 por ciento salarios y prestaciones sociales a los más de 110 diez mil empleados. Los recursos financieros los utilizó para echar andar el programa de ayuda a los viejitos.

Hoy el ya sabes quién, quiere darle a los nínis un apoyo mensual de 4 mil pesos, y adivinen de donde saldrían los recursos económicos. Así votarían por morena?.

Ya ni la burla perdonan. Resulta que los ahora amigos hasta de piquete de ombligo, Elba Ester Gordillo Morales y el mesías tropical, por todos los medios buscan hacerse del control del SNTE, utilizando a testaferros para demandar a Juan Díaz de la Torre de que es un presidente “espurio”.

La dupla Gordillo- López, conocen de qué tamaño es la estructura del SNTE y por eso hasta de golpe de estado hablan para adueñarse del sindicato más grande de América Latina. Lo dicho, la ambición no tiene límites y más cuando se trata de votos, poder y dinero.

Hablando de ambiciones,  en los últimos días el mesías tropical enfocó sus baterías contra el panista Ricardo Anaya, llamándolo “delincuencillo” acusándolo de  que a final de la  campaña se entregara a la mafia del poder.

Lo dicho, quien no está con  el señor López, pertenece a la mafia del poder. Quien dice yo.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.