Después de considerar que se les debe brindar seguridad y certeza jurídica a los propietarios de vehículos automotores que circulan diario en la Ciudad de México, la Diputación Permanente en el recinto de Donceles y Allende, consideró que las “Ecopatrullas” deben ser equipadas con opacímetros para realizar una eficiente medición de gases de escape en unidades que utilizan  gasolina.

Asimismo, se solicitó a las delegaciones políticas y a  las agencias de Gestión Urbana y a la del Espacio Público aplicar medidas para el desplazamiento de los ciudadanos en zonas de obras que se llevan a cabo en distintas vialidades.

La ALDF expuso que en el primero de los casos, los legisladores aprobaron  un  exhorto al titular del Ejecutivo local, Miguel Ángel Mancera Espinosa y a la Secretaría del Medio Ambiente de la Ciudad de México, para que las Ecopatrullas  sean retiradas de circulación, hasta no contar con el equipo necesario.

En ese sentido, el legislador local Miguel Ángel Abadía Pardo comentó que las “Ecopatrullas” son unidades contempladas dentro del Programa de vehículos ostensiblemente contaminantes y unidades sin verificar, por lo que consideró que esta política pública carece de una correcta fundamentación, ya que  “no es clara en cuanto a fondo se refiere y mucho menos establece de manera clara la aplicación de los criterios para establecer las sanciones correspondientes”.

Mientras que en el segundo de los casos, los diputados locales refirieron que actualmente las obras en espacios públicos carecen de señalamientos y diseños de senderos seguros para el desplazamiento de peatones, de ahí que solicitaron a las 16 delegaciones y a las Agencias de Gestión Urbana y a la del Espacio Público que inicien acciones en el diseño e implementación de manuales de normas técnicas de seguridad.

En tanto, la asambleísta Francis Irma Pirín Cigarrero manifestó que estas medidas tienen  la finalidad de garantizar las condiciones de seguridad a las personas que se desplazan a pie o en algún tipo de vehículo cerca de las obras.

Deja un comentario