Por: Allie Ann

Cada 14 de febrero, cientos de personas en todo el mundo celebran su amor dando obsequios, flores, cartas y chocolates, pero, ¿te has preguntado quién es San Valentín y por qué celebramos el amor en su día?, aunque no existe una versión definitiva, aquí te contamos algunas de las leyendas que hablan de esta tradición.

San Valentín

Una de las creencias populares dice que este santo era un sacerdote romano del siglo III d.C. Valentín fue condenado a muerte por casar a jóvenes parejas enamoradas ya que esto rompía las órdenes del emperador Claudio II. El emperador había prohibido el matrimonio, porque creía que los hombres casados eran malos soldados.

Valentín fue enviado a la cárcel, donde se enamoró de la hija del carcelero. Luego fue sentenciado a muerte el día 14 de febrero. Antes de morir, Valentín le envió a su amada una carta que al final decía: “from your Valentine” es decir, de tu Valentín.

La fiesta de la fertilidad

Otras asociaciones con este día se dan por la fiesta pagana de Lupercalia, que era celebrada por los antiguos romanos entre el 13 y 15 de febrero. Este festival iniciaba con el sacrificio de un perro y una cabra, las pieles de estos animales eran usadas para golpear a mujeres, pues se creía que esto las hacía más fértiles.

Mujeres y hombres participaban desnudos en la celebración: se colocaban en filas y a través de un sorteo encontraban a una pareja con la que debían de tener sexo hasta que la fiesta terminara. Se creía que esta tradición estimulaba la fertilidad.

Una tradición más romántica

Con el paso de los años, la celebración fue cambiando. Se dice que Shakespeare hizo del 14 de febrero un día romántico. Gracias a él se popularizaron las cartas de amor en diversas partes de Europa.

Después, con la revolución industrial inició la tradición de tarjetas producidas en masa como las de Hallmark.

El amor sale caro

Según la empresa global IBISWorld se gastarán alrededor de 20 mil millones de dólares en regalos durante el 14 de febrero de este año. Los regalos más comunes son las tarjetas de regalo, los dulces, las flores y la joyería. También se gasta un porcentaje considerable en cenas y comidas románticas. Y tú, ¿cómo celebraste este día?

Deja un comentario