La Secretaría de Desarrollo Rural y Equidad para las Comunidades (Sederec), dio a conocer que como una forma de ejercer los derechos al esparcimiento y desarrollo de las niñas y los niños de las comunidades otomí, mazahua, triqui, náhuatl, mixteco, mixe, mazateca, tsotsil, tzeltal y wirrarika, el gobierno de la Ciudad de México, llevó a mil 600 personas, de las cuales mil 175 fueron infantes y el resto adultas, a Rancho Mágico, KidZania, Papalote Museo del Niño y Six Flags.

La Sederec expuso que este tipo de acciones permite que la infancia indígena aprenda, de manera didáctica, más sobre las profesiones, oficios, así como del medio ambiente, la física y química, entre otros temas que suman a su formación intelectual.

Además se garantiza el derecho que tienen las y los infantes al desarrollo, el cual se establece en la Declaración de Naciones Unidas sobre los Derechos de los Pueblos Indígenas y que también quedó plasmado en la Constitución de la CDMX.

En ese sentido, la titular de la Sederec Evangelina Hernández, indicó que como parte del apoyo que entregó el Fideicomiso de Educación Garantizada, se realizaron 39 recorridos a Rancho Mágico, KidZania, Papalote Museo del Niño y Six Flags.

Apuntó, hacer una pizza, jugar futbol, conducir un carro, apagar un incendio y atender a pacientes, entre otras, son algunas de las actividades en las que participaron las y los niños que asistieron a KidZania.

Deja un comentario