Por: Allie Ann

Esta especie puede que no resulte la más atractiva, es más, quizá muchos sólo pensarían que se trata de una criatura de ficción. Lo cierto es que un grupo de científicos de Taiwan encontraron a cinco ejemplares, sin planearlo, pues ellos hacían un estudio regular de peces cuando los vieron.

El tiburón víbora o Trigonognathus kabeyai fue visto e identificado por primera vez en 1936. Desde aquella vez, sólo se le volvió a ver en raras ocasiones.

Foto: Fisheries Research Institute

¿Qué se sabe del tiburón víbora?

Por obvias razones, los datos son escasos, pero se sabe que:

– Tiene mandíbulas largas y estrechas.
– Sus dientes son abundantes en hileras y tienen forma de agujas.
– Su mordida es potente.
– Las mandíbulas son extensibles, lo que le permite atrapar y alcanzar a sus presas.
– Vive en profundidades de 270 y 360 metros; es muy raro que vaya a la superficie.
– Cuentan con células en la piel (fotóforos) que les permiten adoptarse a la oscuridad.
– Es un pez cartilaginoso, lo que significa que su piel tiene dentículos dérmicos en vez de escamas; esta característica le ayuda a ser una especie cautelosa.
– Sólo ha aparecido en regiones del Océano Pacífico, cerca de Hawaii, Japón y Taiwan.

Foto: Fisheries Research Institute

Estos datos son los únicos que la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN) y que fueron posibles por los resultados que arrojó un estudio en 2003.

Deja un comentario