Escrito por: Martín González García

¿Cuándo un liberador se vuelve tirano?

¿Cuándo un partido rechazado por la sociedad vuelve a ser solicitado?

Cuando se comenten muchos errores y la sociedad se siente vulnerada y atacada, y cuando sistemáticamente se criminaliza a la sociedad.

El Nuevo Reglamento de Tránsito (NRT), aprobado en la Ciudad de México, y el servicio que dan las patrulla de Vigilancia Ambiental (VA), son el caldo de cultivo propicio, para el regreso de los duendes rojos, al gobierno de la CDMX.

No es posible que haya multas que sean superiores a un mes de salario mínimo, y que se satanice el hecho de ser pobre, si un coche es viejo, o tiene placas del Estado de México, en automático es detenido, esto es criminalizar la pobreza en México. Y curiosamente se lo debemos al trabajo conjunto del PRD y Morena, el PRD era gobierno y Claudia Sheinbaum, era la encargada del despacho.

Quien propuso estas medidas, no es un ciudadano normal, vive en una burbuja y desconoce totalmente cómo funciona la CDMX, merece ser castigado y merece perder. En política como en la vida, el diablo está en los detalles, la idea de la transparencia del aire, debe de ir acompañada, con una transparencia en su aplicación, y con una Ley que fomente el desarrollo de hábitos ecológicos, no solo sanciones económicas desproporcionadas.

Antes de estas leyes la idea del regreso del PRI, al gobierno de la CDMX, era impensable, ahora vaya, puede suceder. Porque no el PAN, sencillo, por lo menos para este proceso del 2018,  PAN y PRD, es lo mismo.

One comment

  1. Realmente creo que estes artículo toca un punto muy importante puesto que mucha gente no presta atención al reglamento de tránsito y los costos son demasiado elevados como aquí se menciona, creo que la ciudadanía tendrá que prestar más atención. Y tener más cuidado ya que estas medidas de tránsito serán difíciles de quitar, es realmente injusto lo elevado que son las multas, mayores a un salario que un Mexicano normal no es capaz de pagar, cada vez es más difícil vivir en la Ciudad de México.

Deja un comentario