Escrito por: Gerd Müller

Realizar menos compras planeadas, viajes de despensa y la reposición de consumo inmediato, así como dar prioridad a categorías básicas, es como los hogares mexicanos recortan gastos para vivir la “cuesta de enero”, de acuerdo con Kantar Worldpanel.

De acuerdo con la agencia de investigación de mercados, enero es uno de los meses en que los hogares disminuyen su gasto porque se compra menos, y es solamente superado por febrero, debido a que tiene menos días.

Por lo que, refirió, durante el año pasado en ocho de cada 10 categorías las casas disminuyeron su gasto durante la cuesta de dicho mes, y para alrededor del 16 por ciento de las categorías es el mes con la menor tasa de compra.

Además, Kantar expuso que los niveles socioeconómicos medio-alto y alto son quienes más reducen su gasto, ya que modifican sus hábitos en diciembre, y los niveles bajos no tienen una variación fuerte puesto que su gasto es más estable a lo largo del año.

En ese sentido, señaló que los productos prioridad son alimentos, bebidas y lácteos; mientras que son más cautelosos para comprar apapachos e indulgencias como productos de belleza.

Las marcas con precios más económicos son las que cobran relevancia.

No obstante, aclaró que enero no solo es un mes de reducciones, pues incrementa el frío y con ello el consumo de productos para preparar bebidas calientes tales como chocolate de mesa, harina para atole y café.

En cuanto alimentos, indicó que las categorías que cobran relevancia son salsa para pastas, empanizadores y pan empacado; en cuidado personal incrementa el gasto en cremas corporales, ya que con el frío es necesario dar mayor protección a la piel.

Deja un comentario