Escrito por: Martín González García

Hay un rasgo del perfil difícil de conceptualizar,  es lo que vamos a denominar, el manejo y diseño del sistema, ¿de los tres candidatos actuales cual maneja y diseña mejor el sistema?

Revisemos brevemente su trayectoria;

López creo una corriente dentro de la izquierda, fuerte, con grandes personalidades, e incluso podemos hablar de un equipo, gobernó a la Ciudad de México durante casi seis años.

He hablado en otras ocasiones de las virtudes de Meade, pero no hay muchos elementos para afirmar que tiene muchas virtudes para manejar sistemas, la forma en que el PRI manifestó unidad ante Meade, fue impresionante, pero no lo hizo Meade, es una palomita del Presidente Enrique Peña Nieto. Que ha cinco años en el gobierno, sería absurdo que no manejara ya ese tipo de actividades.

Sin embargo en mi humilde opinión, el niño maravilla Anaya merece la palomita para este rasgo, por un lado sus resultados al frente del PAN, en los últimos dos años han sido muy satisfactorios, y por otro lado, su sorprendente manejo de alquimia electoral, que unió a panistas y perredistas, es de admirar.

Aunque técnicamente hay un pequeño detalle, faltan seis meses para saber el resultado de su jugada, y vaya su jugada es parte de un torneo de fantasía.

Para que el niño maravilla se convierta en el Caballero de la Noche, tendría que alcanzar tres objetivos simultaneamente, primero darle al Pan la presidencia, segundo darle al PRD, la gubernatura de la CDMX, y tercero levantar muchos triunfos en Jalisco con Movimiento Ciudadano.

Sin embargo un escenario donde se obtiene la Presidencia y el segundo y tercer objetivo no se consiguen, paradójicamente, sigue siendo un buen escenario para el frente.

Como ven más de un camino, llevaría al frente, a alcanzar sus metas, aunque dicha sea la verdad, el camino será aún más difícil que el del caballero de la noche.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.