Escrito por: Rafael Cienfuegos Calderón

DECEPCIÓN.- Actualmente hay tres factores que inciden para que al cierre de 2017 el número de personas que viven en pobreza se incremente. El primero, es el impacto del incremento de las gasolinas y el diesel en el costo de la canasta básica de alimentos y los productos de primera necesidad, el segundo, que los sismos  y huracanes dejaron según cifras de la secretaría de Gobernación al 17 de octubre, 12 millones de damnificados, cuyas condiciones económicas disminuyeron, el tercero, el índice de inflación que se calcula cierre el año rayando el 7%, una de las más altas en los últimos 20 años, y el cuarto, es el bajo desempeño económico del país con un promedio anual en el sexenio que corre de 2.1%.

La inflación a decir del secretario del Consejo Nacional para la Evaluación de la Política de Desarrollo Social, Gonzalo Hernández Licona, es un “foco amarillo” que debe atenderse porque si bien la baja en la pobreza y pobreza extrema del año pasado se debió a los buenos resultados en el control de esta variable económica entre 2014 y 2016, al cierre de 2017 podría ubicarse casi en el doble. Datos del Coneval indican que de 2012 a 2014 la pobreza se mantuvo sin cambio: varió de 53.3 millones a 53.4 millones, un incremento de 0.1%, en tanto que de 2014 a 2016 pasó de 55.3 millones a 53.4 millones, una baja de 3.5%, 1.9 millones menos.

Pero para la presidenta de la Comisión Bicameral en Materia de Disciplina Financiera de las Entidades Federativas y de los Municipios, por lo que respecta a los Diputados, Minerva Hernández Ramos (PAN), la clase media en México es un mito, ya que salir de la línea de la pobreza sólo implica entrar al umbral de vulnerabilidad. Si se suma a la población que se encuentra en pobreza la que se localiza en vulnerabilidad, ya sea por carencias o por ingresos, la penuria  alcanza una porción mayor al 60% de la población del país, lo cual evidencia que las políticas públicas de desarrollo social no han sido eficientes porque no se traducen en mejoras significativas del bienestar de la ciudadanía.

En 1997 los programas sociales en México tenían cinco millones de beneficiarios para combatir la pobreza y para 2014 eran poco más de 25 millones, mientras que   la gente con alta vulnerabilidad representa más del 50 por ciento de la población, de acuerdo con la organización Observatorio de Salarios. Y para hacer más sombrío el panorama el uno de diciembre se libera el precio de los combustibles que variará de acuerdo a la oferta y la demanda, y que presionará la inflación al alza desencadenando incrementos en cascada no solo en alimentos y productos básicos, sino en todo lo que se compra para Navidad y Año Nuevo, y que se mueve por tierra. Y al inicio de 2018, seguramente también impactará en el costo del transporte público.

NOTICIÓN.- De acuerdo con el Observatorio de Salarios, de 1976 a la fecha el salario mínimo ha perdido 75% de su poder adquisitivo, lo que ha sido determinante para que la mayoría de mexicanos no alcancen un nivel de vida libre y autónoma que evite la angustia de caer en la miseria. Y según el presidente Enrique Peña Nieto, el aumento de 8 pesos con 32 centavos que autorizó la Comisión Nacional de Salarios Mínimos para 2018, representa una recuperación de 20% en términos reales y de 45% en términos nominales, lo que no ocurría en más de 30 años. A inicios de su sexenio el salario era de 60 pesos diarios y cinco años después se ubica en 88.36 pesos.

ANIMALES.- Todo animal tiene derechos pero el desconocimiento y desprecio de los mismos han conducido al hombre a cometer toda clase de daños a las especies amenazando su existencia. A partir de este hecho la Cámara de Diputados reformó el artículo 420 del Código Penal Federal para establecer pena de uno a nueve años de prisión y multa de 300 a tres mil días de salario mínimo a quien ilícitamente abandone algún ejemplar de las especies de fauna silvestre, posterior a un aprovechamiento que implicara su manejo intensivo en condiciones de cautiverio o confinamiento. La intención es proteger el medio ambiente y a los animales de la presencia humana, preservar las especies de la vida silvestre y prevenir y sancionar el maltrato a los animales.

CAMBIO.-  El hoy precandidato y seguro candidato del PRI a la Presidencia de la República, José Antonio Meade, tendrá que echarle todas las ganas de que disponga –aunque una elección no se gana con ganas sino con votos- para convencer a los electores no priístas de que es la opción de “cambio”. El objetivo político del cinco veces secretario de Estado es claro: cambiar la oficina que tenía en Palacio Nacional como titular de Hacienda, por el despacho que ocupa en el mismo edificio quien lo eligió para que lo suceda en la conducción del país, Enrique Peña Nieto, el líder indiscutible del partido tricolor, emblema de la democracia mexicana.

Deja un comentario